3 métodos para instalar un microondas encastrable

Última actualización: 05.12.22

 

Los microondas encastrables suelen estar presentes en cocinas de diseño moderno donde se desee ahorrar espacio o colocar más discretamente los electrodomésticos. Son varias las alternativas que puedes aplicar para encastrar uno de estos y darle así a tu hogar un aspecto más estilizado y atractivo en un área tan utilizada como la cocina.

 

Microondas encastrables, una alternativa para ahorrar espacio

Los microondas son electrodomésticos comunes en cualquier hogar, dado que facilitan el calentar o cocer algunos alimentos en apenas un par de segundos o minutos dependiendo de lo que metas dentro.

Estos equipos emplean ondas electromagnéticas para calentar los alimentos, por lo que pueden ser adquiridos en diferentes potencias, tamaños, diseños y mucho más. No obstante, los microondas encastrables se han ido convirtiendo en una opción cada vez más llamativa para algunos usuarios que deseen un equipo discreto y que ocupe menos espacio que uno regular.

Una de las ventajas que ofrecen este tipo de microondas es que, además de ayudarte a ahorrar espacio en tu cocina, también pueden ser adaptados o combinados con tus otros electrodomésticos e incluso colocarles un cobertor especial por si deseas ocultarlo por completo.

Además de esto, si estás interesado en adquirir uno de los mejores microondas encastrables del 2019, es necesario que primero tengas en cuenta los requerimientos de instalación, dado que estos equipos cuentan con salidas de aire que debe poder circular con libertad para evitar inconvenientes de funcionamiento.

Asimismo, antes de escoger cuál llevarás a casa, te aconsejamos revisar con cuidado los requerimientos para su instalación. Esta información te dará detalles acerca del espacio necesario, conectores, compatibilidad con ciertos materiales, entre otras características relevantes para garantizar un buen desempeño.

 

Métodos para instalar un microondas encastrable

Ya que las opciones en microondas encastrables son bastante amplias y lo mismo ocurre con las cocinas de todo el mundo, también existen métodos variados para que puedas encastrar tu equipo y así tener un acabado más discreto y que incluso podrías montar encima de la cocina o la nevera, por ejemplo.

1. Instalación casera

En caso de que desees empotrar el microondas por ti mismo, puedes hacerlo siempre y cuando tengas los conocimientos necesarios en bricolaje para trabajar con los materiales que tengas en casa.

Lo primero que debes hacer es medir el horno microondas para poder determinar el espacio que necesitarás dentro del gabinete de tu cocina. Asegúrate de que cuanto midas la apertura dejes un espacio de 2,5 centímetros por cada lado del microondas para asegurarte de dejar circular el aire.

Después de esto, procede a cortar la madera siguiendo las medidas de tu microondas y lija toda la superficie para dejar un buen acabado agradable al tacto. Puedes también barnizar y pintar si lo deseas para combinarlo con el estilo de las otras gavetas.

Ahora coloca el microondas dentro de la apertura y verifica que la puerta pueda abrir completamente sin problemas. Procede a conectarlo a una toma de corriente cercana y listo, ya tendrás tu horno microondas empotrado en tu cocina.

 

2. Instalación en muebles profesionales

Otra alternativa mucho más sencilla, pero que quizá resulte costosa para el gusto de algunos es el adquirir un mueble de cocina previamente diseñado para contener un microondas.

Este tipo de muebles pueden tanto mandarse a hacer a medida como comprarlos prefabricados, de manera que se instale en la pared de tu cocina para ofrecer diferentes compartimientos y espacios, así como también encimeras para colocar todos tus implementos.

Si te decides por esta opción, deberás primero medir el espacio destinado al microondas para poder adquirir el modelo que tenga las dimensiones adecuadas respetando todas las indicaciones previamente mencionadas.

 

3. Microondas con kit de instalación

Esta última alternativa de instalación puede ser una de las preferidas por los compradores que ya tengan en casa un mueble de cocina con el espacio para el empotramiento del microondas.

Estos modelos, a diferencia de los hornos de microondas regulares, cuentan con un set de paneles laterales para poder cubrir todos los espacios que queden libres después de haberlo instalado en la apertura destinada.

Gracias a estos paneles, el microondas tendrá un aspecto mucho más estilizado y podrá combinar más fácilmente con tus otros electrodomésticos, así como también el estilo de tu hogar y cocina en particular.

Conclusiones y recomendaciones

Los microondas encastrables pueden ser una buena opción de compra si buscas un electrodoméstico que, además de práctico, pueda permanecer discreto y sin ocupar un espacio considerable en tu cocina. Esto puede ser atractivo para quienes deseen mantener un estilo minimalista en su decoración, por ejemplo, o simplemente tener más espacio disponible en la encimera.

Sea cual sea la razón por la que te interesa invertir en un microondas encastrable, te aconsejamos revisar todos los aspectos técnicos de su fabricación incluyendo detalles acerca de su tamaño, peso, materiales de fabricación, potencia y requerimientos de instalación. Así te evitarás inconvenientes al momento de querer empotrarlo o después de su primer uso.

Por otro lado, también es recomendable retirar el equipo del contenedor empotrable de vez en cuando para poder limpiar a fondo el espacio, evitando así la acumulación de polvo que podría ser absorbida por los ventiladores del microondas y tapar las salidas de aire que resultan imprescindibles para su correcto funcionamiento.

Al mismo tiempo, no te olvides de mantener limpio el interior del microondas en su totalidad, sobre todo el platillo giratorio y la puerta, ya que son algunos de los sitios donde más suelen acumularse manchas y restos de comida producidas por derrames dentro del electrodoméstico. Para las más difíciles, puedes usar una esponja de metal y frotar con cuidado.

Al no retirarse adecuadamente, estos restos de comida pueden causar hongos o malos olores que, de no ser limpiados a tiempo, podrían adherirse a tus alimentos e incluso cambiar su sabor. Por esta razón, te insistimos aplicar un lavado especial al menos una vez cada dos semanas con vinagre y agua para poder purificar el interior del microondas y así mantener tus comidas a salvo de bacterias.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS