8 recetas diferentes para tus palomitas

Última actualización: 09.12.22

 

Las palomitas son uno de los snacks más tradicionales y fáciles de preparar si tienes una palomitera en casa. Pero el problema es que cuesta un poco salir de las preparaciones convencionales, como las de mantequilla o las de caramelo. Por suerte, hay alternativas con las que disfrutar de nuevos sabores para este rico aperitivo.

 

Si hablamos de cine, lo primero que nos viene a la mente es un buen cuenco de palomitas. Un snack muy fácil de preparar, sobre todo si tienes a mano una palomitera de calidad. Sin embargo, a veces, nos quedamos en las elaboraciones de siempre, en las que simplemente echamos un poco de sal, de aceite o de mantequilla a las palomitas.

Esto se debe principalmente al desconocimiento, ya que hay alternativas muy interesantes para darle un nuevo sabor a este aperitivo. Si andas escaso de ideas, aquí te ofrecemos algunas recetas tan interesantes como deliciosas para descubrir.

 

1. Palomitas con canela y azúcar

La palomita tradicional es salada, pero puedes convertirla en un rico aperitivo dulce añadiéndole un toque de canela y azúcar. Para prepararla, basta con mezclar previamente el azúcar y la canela y rociar con la mezcla las palomitas mientras estén calientes, para que se caramelicen ligeramente gracias al calor residual.

2. Palomitas con chocolate fundido

Otra alternativa dulce y que, además, da mucho juego. Basta con elegir el chocolate que más te guste, derretirlo con cuidado para que no se queme y verterlo sobre las palomitas ya elaboradas. Puedes usar chocolate negro, blanco, de cobertura o incluso darle un toque especial añadiendo una puntita de sal, para intensificar los sabores.

 

3. Palomitas a las finas hierbas

Una alternativa refinada y con la que disfrutar de sensaciones que seguramente nunca hayas probado antes. Para preparar esta receta, se elaboran las palomitas a la manera tradicional, se rocían ligeramente con aceite de oliva usando un spray y se añaden las finas hierbas, moviendo un poco la mezcla para que no se apelmace y se distribuya bien. Puedes añadirle también un poco de sal, si quieres rematar la mezcla. También puedes cambiar las finas hierbas por una mezcla de hierbas provenzales, como alternativa.

4. Palomitas de pizza

Otra propuesta que seguramente te atraiga si eres aficionado a este conocido plato italiano. Tras elaborar las palomitas, derretimos mantequilla suficiente para impregnarlas. Una vez vertida esta sobre las palomitas, añadimos queso parmesano en polvo y un poco de orégano al gusto, mejor fresco que seco. Una vez derretido el queso, por el calor residual de la palomita, se consigue un sabor diferente y muy interesante.

 

5. Palomitas Chunky Monkey

Si has probado el helado Chunky Monkey, te interesará la versión de este postre que podemos hacer con unas simples palomitas. Para esta receta, necesitamos 8 tazas de palomitas naturales, 1 taza de chocolate con leche, media cucharadita de esencia de plátano, otra media de plátano deshidratado y en trozos pequeños y otra media de nueces picadas. Para su elaboración, derretimos el chocolate y le añadimos la esencia de plátano. Por otro lado, mezclamos las palomitas, el plátano deshidratado y las nueces. Finalmente, volcamos la mezcla de chocolate y esencia sobre las palomitas, para que todos los sabores se mezclen adecuadamente. Una receta que merece la pena probar y que probablemente repitas.

 

6. Palomitas con queso cheddar y chile

Pasamos ahora a una versión algo exótica, tanto por sus ingredientes como por su particular mezcla de sabores. La receta requiere de una taza de granos de maíz crudo, otra de chile chipotle en polvo y unos 150 gramos de queso cheddar. La preparación es tan fácil como hacer las palomitas y añadir el queso y el chile, procurando que se distribuya bien la salsa. Si las quieres con un toque más picante, puedes cambiar los chipotles por una variedad que tenga más pegada, o bien reemplazarlo por jalapeños, si lo que quieres es que no pique tanto.

7. Palomitas con miel y bacon

Si hay una palabra para definir esta receta es diferente. La mezcla del dulce de la miel con el toque salado e intenso del bacon les dan un sabor diferente a las palomitas de siempre. Como ingredientes, necesitamos 8 tazas de palomitas naturales, tres cuartos de taza de azúcar glass, 6 cucharadas de mantequilla, 3 de miel, media cucharadita de sirope de arce, media taza de bacon dorado y cortado muy fino, media cucharadita de sal y un cuarto de cucharadita de bicarbonato.

Su elaboración es un poco más compleja y empieza precalentando el horno a 160 grados. Mientras, calentamos en una sartén el azúcar, la mantequilla, la miel y el sirope de arce. Una vez que burbujee, retiramos y añadimos el bicarbonato. Agregamos el tocino y vertemos la mezcla sobre las palomitas, que habremos colocado en una placa de horno sobre una bandeja de papel encerado. Añadimos la sal y horneamos de 10 a 15 minutos aproximadamente.

 

8. Palomitas con curry y cacahuete

Otro toque exótico para alegrar las palomitas de siempre. Esta receta es tan sencilla como rociar las palomitas con un spray de aceite de oliva. A continuación, añadimos curry en polvo y sal, moviendo las palomitas para que se impregnen adecuadamente. Rematamos la receta añadiendo cacahuetes picados lo más pequeños posible. Un ingrediente que, además de añadir sabor, le da un toque crujiente a un snack que no siempre suele serlo.

Como alternativa, puedes preparar esta receta con coco. Para ello, basta con añadir media taza de aceite de coco derretido, que reemplaza al aceite de oliva de la propuesta anterior. A este aceite, le añadimos una cucharada de miel, para lograr una sensación aún más untuosa y agradable. Esta mezcla se añade sobre las palomitas en crudo y se remata añadiendo el polvo de curry y trocitos de coco rallado, así como un toque de sal y una chispa de azúcar.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS