Cómo utilizar un abrelatas

Última actualización: 28.01.23

 

Hay quienes disfrutan utilizar el abrelatas para lograr la extracción fácil y segura de la tapa de algún alimento que se suministre enlatado, es por ello que buscan adquirir un buen modelo entre tantos disponibles en el mercado, ya que incluso el mecanismo de funcionamiento no siempre resulta el mismo entre uno y otro.

De esta manera, si ya tienes el tuyo en casa deberás brindarle un uso apropiado, para que puedas conservarlo por mucho tiempo, así como evitar algún tipo de incidente.

 

Conoce el abrelatas

Antes de comenzar a darle uso a tu nuevo abrelatas deberás conocer cada uno de los componentes que lo conforman, tomando en cuenta que generalmente los modelos clásicos disponen de dos brazos largos, utilizados para sujetar el abrelatas, una perilla especial que será la que utilizaras para quitar la tapa y, por supuesto, un eje y una rueda cortante, que será la que remueva la tapa fácilmente. En el caso de los abrelatas eléctricos, sería ideal que pudieras leer el manual de instrucciones para comprender su funcionamiento, de manera que cada uso sea el más cómodo y fácil de llevar a cabo.

 

Lava el abrelatas antes de utilizarlo

Siempre será apropiado lavar el abrelatas antes de utilizarlo para retirar cualquier tipo de residuo que haya podido quedar en el engranaje o la cuchilla de corte. De esta manera,  aplica un poco de agua y jabón, frota y aclara. No olvides secar completamente con un pañuelo.

 

Utiliza el abrelatas manual

Para comenzar con el uso del abrelatas, primeramente deberás identificar el filo que facilitara el corte de la tapa. Después, tendrás que colocar la lata en una superficie completamente estable, para evitar incomodidades, pues la idea de emplear el abrelatas con la lata en el aire no resulta muy recomendable, en cambio, estado la misma posicionada en una buena superficie te dejará disfrutar de un mejor funcionamiento de este utensilio.

Ahora, abre las tenazas y acomoda el abrelatas en la lata justo como debería ir, para después posicionar el filo sobre la parte superior de la tapa y preparar el utensilio para comenzar el corte alineando dicho filo apropiadamente. De esta manera, procede empujando el abrelatas hacia abajo para cerrar las tenazas y comienza a girar la perilla ubicada en la parte exterior del utensilio, a medida que la giras comenzarás a notar como la tapa comienza a ser cortada cuidadosamente, hasta finalmente terminar el círculo y poder retirar la tapa en su totalidad.

Emplea el abrelatas eléctrico

Si tu modelo es eléctrico, deberás levantar la cabeza de la cortadora y colocar la lata contra la parte superior trasera del abrelatas, de modo que el borde quede entre la rueda y el aparato que realizará el corte. Seguidamente, tendrás que presionar la cabeza de la cortadora justo hacia abajo, para poner el utensilio en marcha. No te preocupes por sujetar la lata, ya que el imán que generalmente traen los abrelatas eléctricos se encargará de sujetar la misma apropiadamente, de manera que la tapa se irá levantando sin inconvenientes.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS