Cómo utilizar un cortador de patatas

Última actualización: 09.12.22

 

Nada mejor que comer unas patatas fritas perfectamente cortadas, con rapidez y eficiencia.

Sin embargo, ya todos sabemos lo tedioso e incluso hasta peligroso, que puede resultar hacer este trabajo de forma manual; por lo que es fundamental contar con un buen cortador de patatas que nos facilite la tarea.

Por esto, debemos aprender a sacar su máximo provecho.

 

Selecciona y lava cuidadosamente las patatas

Ante todo, es conveniente que selecciones las mejores patatas, aquellas que presenten una cáscara lisa y sin agujeros.

Luego, deberás lavarlas en el grifo a fin de retirar los restos de tierra o de suciedad que pudieran tener.

También, podrás utilizar un cepillo pequeño de cocina para limpiar bien su cáscara, de esta manera resultará más fácil la tarea de pelar utilizando un pelador de patatas.

Una vez lavadas y peladas, estarán listas para ser cortadas por el cortador.

 

Analiza las piezas del cortador

En el mercado existen gran variedad de cortadores con mecanismos diferentes de corte y con piezas y prestaciones variadas.

Por esto, es recomendable primordialmente antes de proceder al respectivo montaje del aparato, que leas y analices el manual de usuario que viene incluido usualmente en el paquete; allí podrás encontrar toda la información que necesitas saber de un modelo determinado.

No obstante, a fin de mejorar la experiencia del montaje, deberás separar cada una de las piezas y ponerlas preferiblemente sobre una mesa o superficie estable.

De este modo, es más fácil visualizar cada accesorio e ir montado todo correctamente, según las indicaciones del fabricante.

 

Manipula con cuidado con las láminas cortadoras

Todos los cortadores de patatas poseen una o varias láminas cortadoras o cuchillas de gran filo.

Es por este motivo que son accesorios que debes manipular con precaución, ya que podrías resultar con una cortadura accidental si no tienes cuidado en su manejo.

Por esto, una vez más, te aconsejamos que sigas las instrucciones de cada marca al pie de la letra; sobre todo en lo referente al montaje y desmontaje de las láminas de corte.

Coloca correctamente la patata en el aparato

Una vez completado todo el proceso de ensamblaje, ya está el cortador listo para su uso y podrás colocar la patata pelada y limpia en su bandeja.

Es aconsejable que el alimento no sobrepase las dimensiones de la bandeja, ya que de ocurrir esto, podría ser muy difícil lograr el corte al primer intento.

Por esto, si tienes patatas de gran tamaño, lo mejor es cortarlas a la mitad o hacer rodajas que resulten más fáciles de trocear por el cortador.

En el caso de modelos tipo mandolina, deberás usar el protector de dedos y ejercer presión para realizar los cortes.

 

No olvides la limpieza

A fin de prolongar su vida útil, es fundamental que cada vez que utilices el cortador de patatas lo laves cuidadosamente.

Algunos modelos admiten ser llevados al lavavajillas, para mayor comodidad.

En todo caso, antes de lavarlo, deberás desmontar cada una de sus piezas y eliminar los restos de alimento que pudieran causar deterioro.

Una vez lavadas las piezas, procede a secarlas y a guardarlas en un lugar seguro y lejos del alcance de los niños.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS