Cómo utilizar un horno microondas

Última actualización: 10.12.22

 

Los microondas sin duda alguna se han vuelto un electrodoméstico indispensable en la vida de cada quien gracias a su amplia funcionalidad en la cocina.

Puesto que, además de utilizarlo como microondas convencional, también podrás emplearlo mediante una variedad de funciones especiales para llevar a cabo cocciones en específico, así como el descongelamiento de tus comidas.

De esta manera, sería prudente que lograras fijarte en cada una de las especificaciones que te brindamos a continuación para que puedas darle un uso adecuado al mismo.

 

Posiciona el microondas cómodamente

Primero que nada, luego de haber desempaquetado el microondas, deberás decidir en qué espacio de tu cocina lo posicionarás para poder darle el uso que se merece.

Pues cabe destacar que generalmente resulta con medidas y pesos totalmente accesibles, de manera que colocarlo sobre la encimera, algún gabinete o incluso sobre la barra de la cocina será posible.

En este sentido, todo dependerá de la elección que tomes.

 

Coloca el plato giratorio en su lugar

Una vez que hayas posicionado el microondas, ya deberás incluir en su interior el plato giratorio disponible en el paquete para que puedas utilizarlo sin ningún tipo de inconvenientes.

En este sentido, mientras lo estés posicionando tendrás que hacerlo con sumo cuidado, puesto que el plato normalmente suele ser de cristal.

 

Emplea el mando táctil o el mando manual

Si deseas tener un máximo control de tu nuevo microondas, deberás utilizar el mando que corresponda según el modelo que hayas elegido.

Pues cabe destacar que algunos diseños incluyen en su estructura un control de mando manual, es decir, que podrás programar el microondas mediante un par de perillas.

Ahora, si el modelo que has adquirido posee un mando táctil, entonces quiere decir que te has inclinado por un modelo más avanzado que te dejará maniobrar el mismo a tu conveniencia.

Cabe destacar que para comprender cada una de las funciones existentes en el mando táctil incluido en el microondas deberás hacer uso del manual de instrucciones, pues solo en el mismo podrás encontrar cada una de las especificaciones de forma correcta y puntual.

Disfruta de las funciones especiales

Algunos microondas se caracterizan por ofrecerte una variedad de funciones especiales para que puedas llevar a cabo tareas más complejas, como por ejemplo freír los alimentos que prefieras sin utilizar aceite; esta función sin duda alguna te permitirá llevar a cabo una vida mucho más saludable.

Por otra parte, también destaca la función fermentadora, la cual podrás emplear para fermentar adecuadamente las masas que prefieras, ya sea que las vayas a utilizar para hacer unos ricos panes o, al contrario, para elaborar postres.

Asimismo, incluso podrías fermentar unos ricos yogures caseros para degustarlos siempre que quieras.

Asea el microondas periódicamente

Luego de cada uso, sería esencial que logres asear el microondas para eliminar cualquier resto de comida presente en su interior.

En este caso, podrás retirar el plato giratorio fácilmente para lavarlo con más comodidad, mientras que con un pañuelo húmedo limpiar la estructura del mismo será tan fácil que incluso te tomará poco tiempo finalizar esta tarea.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS