Cómo utilizar una báscula de cocina

Última actualización: 28.01.23

 

Si deseas mantener una alimentación sana y balanceada llevando a cabo el control de medición de cada uno de los alimentos que consumirás el uso correcto y adecuado de una báscula será primordial para poder realizar dicha tarea cómodamente.

En esta sentido, hemos decidido brindarte la información adecuada para que puedas llevar a cabo un uso práctico de este dispositivo, ya sea analógico o digital.

 

Desempaqueta la báscula

Después de recibir la báscula en casa, deberás llevar a cabo su desempaquetado para poder ponerla en función. Siendo así, procede a sacarla de la caja donde se suministra y posteriormente retira el material envoltorio que la recubre para poder corroborar que todo esté en buen estado, es decir, que la estructura no posea ningún tipo de desperfecto que pueda interferir con su buen funcionamiento.

 

Lee el manual de instrucciones

Si has adquirido una báscula de cocina digital, lo mejor será que leas el manual de instrucciones, en donde encontrarás las especificaciones claramente descritas para que logres saber en qué consiste cada función. Pues cabe destacar que algunos modelos no solo te permiten realizar la medición de los alimentos que vayas a consumir, sino que además te dejan medir la cantidad de calorías y volúmenes dispuestos en dichos alimentos. En este sentido, conocer las características principales del producto que has adquirido no estará de más.

 

Calibra la báscula

El proceso de calibración de una báscula de cocina resulta muy sencillo y fácil de llevar a cabo. Para ello comienza encendiendo la misma y utilizando la función tara para colocar sus valores en 0.0. De esta manera, podrás continuar presionando el botón de calibración que posee la báscula en su estructura, como cada modelo varía, deberás consultar en el manual de usuario en donde se encuentra este mismo posicionado.

Al cabo de unos segundos, mientras estés presionando el botón notarás que la pantalla de la báscula mostrará un mensaje que dirá calibración, es entonces cuando seguramente tendrás que aplicar un peso en específico para continuar con la tarea. Sitúa la pesa que corresponde sobre la báscula y esta terminará de realizar el proceso exitosamente. Ya solo tendrás que apagarla esperar unos minutos y encenderla nuevamente para continuar con su uso.

 

 

Coloca el recipiente sobre la báscula para pesar los alimentos

Como todos sabemos, algunos alimentos pueden ser colocados directamente sobre la báscula para tomar su peso al instante, mientras que otros requieren del uso de un recipiente para ser pesados, es por ello que deberás posicionar el mismo, de manera que el uso del dispositivo ya sea electrónico o digital se lleve a cabo correctamente.

 

Limpia la báscula después de cada uso

Posteriormente a cada uso, lo más recomendable será llevar a cabo una limpieza sencilla de la báscula, para retirar cualquier tipo de suciedad disponible en la misma. Para realizarlo, utiliza un pañuelo húmedo para limpiar la superficie y dejarla como nueva, asi, ya solo quedará almacenarla hasta que decidas darle un nuevo uso.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS