Cómo utilizar una batidora amasadora

Última actualización: 09.12.22

 

La batidora amasadora es un producto polivalente y con el que preparar todo tipo de elaboraciones.

Estas recetas están vinculadas principalmente al mundo de la pastelería y la repostería, aunque la verdad es que también se pueden elaborar otros productos salados.

En todo caso, para que puedas realizar todos estos platos con comodidad te dejamos algunas orientaciones sobre cómo utilizar la batidora amasadora y sacarle el máximo partido.

 

Montar las varillas

Lo primero que debemos hacer para preparar nuestra receta es elegir las varillas correspondientes a la preparación. En general, la batidora amasadora tiene unas varillas de amasado y otras de mezclado. Las de amasado se usan en la elaboración de todo tipo de masas, mientras que las de mezclado se emplean para el batido y mezcla de ingredientes que tengamos en el bol. En algunos modelos se incluye también una cabeza especial para montar nata o claras, entre otros. En todos los casos es necesario colocar correctamente las varillas en la máquina, aprontando las mismas hasta que hagan “clic”, en señal de que han quedado correctamente colocadas.

 

Eligiendo la velocidad

Otro aspecto importante a la hora de utilizar la batidora amasadora es la velocidad a la que vamos a usar la misma. Esta velocidad es variable, dependiendo de la receta que vayamos a preparar y también de la potencia de la máquina. Como norma general, se recomienda empezar por las velocidades más bajas e ir incrementando las mismas a medida que la masa o la mezcla vayan ligando, a fin de evitar salpicaduras. En todo caso, muchas recetas incluyen ya las velocidades a las cuales debe trabajarse la masa o la receta, así que en caso de que tengas estas indicaciones serán a las que debas ceñirte.

Proceso de amasado

El proceso de amasado y colocación de la batidora debe realizarse siempre empezando por el centro, sumergiendo las varillas poco a poco en la masa y viendo cómo se mezclan los ingredientes. A continuación, seguiremos introduciendo la batidora en el recipiente hasta acercarnos al fondo del mismo. Una vez tengamos ya la masa en curso iremos moviendo la batidora hacia los laterales del recipiente, de modo que los ingredientes que hayan podido quedar pegados en las paredes se muevan y se integren en dicha mezcla. En algunos casos conviene usar una lengua de gato o una cuchara para separar los ingredientes que queden en la parte superior del bol e integrarlos también en la mezcla.

 

Limpieza del producto

Una vez acabado el proceso de mezclado o amasado de lo que estemos preparando nos queda limpiar el producto. Empezaremos desenchufando la batidora de la electricidad, para evitar problemas de seguridad. A continuación, retiramos las varillas del cuerpo principal de la máquina, mediante el pulsador incluido en el equipo. Estas varillas pueden lavarse a mano o en lavavajillas, según lo que te convenga. No te olvides de secarlas bien cuando acabes, para que no se oxiden. Finalmente, basta un simple paño húmedo para dejar el cuerpo principal de la máquina como nuevo.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS