Cómo utilizar una cafetera Nespresso

Última actualización: 09.12.22

 

Hoy en día, una de las maneras más fáciles y prácticas para preparar café es a través de una cafetera Nespresso.

Si en tu hogar cuentas con una, te invitamos a leer la siguiente sección, en la que te ofrecemos más información acerca de lo que debes y no hacer con este tipo de dispositivo, con el objetivo de que te dure por más tiempo y logres la bebida que deseas sin problemas.

 

Conoce tu modelo

Aunque en ocasiones puede ser tedioso revisar un manual de instrucciones de cualquier dispositivo, esta es la mejor manera de aprovechar todas sus ventajas. Por esta razón, te recomendamos que si lo tienes a mano, no descartes la oportunidad de revisarlo. Especialmente deberás buscar las advertencias que incluye su fabricante, así será menos probable, que por error, llegues a realizar alguna acción que pueda derivar en el deterioro del aparato.

 

Evita dejar las cápsulas en la cafetera después de su uso

Una de las mejores recomendaciones que puedes seguir para evitar el deterioro de tu cafetera es sencillamente liberar la cápsula después de su uso para que caiga en el depósito. Esto es debido a que al mantenerla en este lugar, el calor al que fué sometido el prensador, la presión y la temperatura de la cápsula, contribuyen a que esta pieza disminuya su vida útil estimada. Es mejor que inmediatamente después de preparado tu café, liberes la cápsula y dejes libre el prensador.

 

Descalcifica cada cierto tiempo

Aunque utilices agua limpia para preparar tu café es normal que con el uso lleguen a adherirse algunos restos de cal tanto en el depósito como en el sistema interno de la cafetera Nespresso. Esto con el paso del tiempo, puede incluso alterar el sabor de tu café, además de ser un riesgo potencial para que los ductos lleguen a obstruirse.

Antes de que ocurra este problema, lo mejor es recurrir a una acción preventiva y muy sencilla. Solo deberás brindar a tu modelo una limpieza profunda cada cierto tiempo, el que será determinado dependiendo de la frecuencia con la que utilices tu modelo. Es decir, si al día, llegas a preparar más de 4 o 5 bebidas en promedio, deberás llevar a cabo el proceso de descalcificación de manera bimestral o trimestral, mientras que si se trata de una bebida al día, quizá puedas posponer esta labor y realizarla 2 veces por año.

Utiliza los productos indicados

Uno de los errores más frecuentes al limpiar las cafeteras Nespresso es el utilizar ingredientes que no son aptos para esta labor. Recuerda que se trata de dispositivos delicados, y el tipo de materiales que los conforman, podrían ser sensibles a cierto tipo de ácidos, por esta razón, no siempre es una buena idea utilizar por ejemplo vinagres, ya que el ph de este tipo de productos podrían dañar los sistemas. Es mejor que preveas con antelación el adquirir el kit de descalcificación indicado, los resultados que puedes obtener con este tipo de producto son muy buenos y está formulado especialmente para tu cafetera.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS