Cómo utilizar una freidora sin aceite

Última actualización: 09.12.22

 

Si tienes en tus manos tu nueva freidora sin aceite, pero nunca antes habías utilizado una y no sabes cómo funcionan, te aconsejamos leer la guía que hemos preparado donde te indicaremos algunos de los pasos básicos para utilizar este práctico electrodoméstico:

 

Retira el empaquetado

Cuando saques tu nueva freidora sin aceite de su caja, no te olvides también de revisar el interior cuidadosamente, dado que algunos modelos pueden tener etiquetas de plástico con advertencias en el interior. Debes revisar cada rincón y asegurarte de que no existe ningún material inflamable, para evitar accidentes durante su uso.

 

Lava las piezas

Ahora deberás quitar del contenedor la rejilla y el soporte de hierro que están en el interior de la freidora en caso de que no estén por separado. Para esto, tendrás que revisar el manual de instrucciones y así saber cuál es la forma adecuada de hacerlo. No obstante, por lo general, bastará con halar hacia arriba el separador y luego sacar la canastilla con cuidado de no dañar ningún soporte.

Procede a lavar estas piezas con agua del grifo y detergente para poder retirar cualquier olor a empaquetado que puedan tener, ya que esto podría arruinar el sabor de tu comida. Después, seca bien y vuelve a colocar estas piezas en su lugar dentro de contenedor de tu freidora.

 

Ubicación y conexión

Lo siguiente que debes hacer es encontrar un tomacorriente cercano para que puedas ubicar tu freidora en una posición cómoda, donde no estorbe ni quede el cable demasiado tenso. Esto prevendrá su desgaste para alargar la vida del equipo. Además, te aconsejamos colocarla en un lugar al que los niños no tengan acceso, dado que algunos modelos pueden calentarse por fuera y causar quemaduras si se tocan sin protección. Asimismo, evita mantener cerca cualquier producto inflamable o sensible al calor.

 

Uso del contenedor y la rejilla

Por lo general, la mayoría de los modelos de freidoras sin aceite permiten retirar la rejilla de la canastilla para que el usuario pueda tener mayor espacio y así cocinar alimentos más grandes.

Si quieres cocinar dos cosas a vez, mantén la rejilla en su lugar y procede a llenar con cuidado el espacio requerido para, por ejemplo, tus patatas fritas y el otro para tus nuggets de pollo.

Coloca el contenedor con la canastilla y la rejilla separadora dentro de la freidora teniendo cuidado de que quedó posicionada correctamente. De otra forma, el equipo no debería encenderse por razones de seguridad.

 

 

Ajustar el temporizador

Ya solamente te quedaría ajustar el temporizador según el alimento que estés cocinando en este momento y el equipo comenzará a freír automáticamente. Para saber cuántos minutos colocar, te aconsejamos revisar el manual de instrucciones o también lo recomendado por otros usuarios.

 

Limpieza y cuidados posteriores

Cuando termines de cocinar tus alimentos, desconecta la freidora y espera un tiempo prudencial hasta que estés seguro de que está fría. Retira el la canastilla y el separador del contenedor y lávalos con agua y jabón. Deja que se sequen bien y vuelve a colocarlos en su lugar.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS