Cómo utilizar una máquina de hielo

Última actualización: 10.12.22

 

Siempre es muy útil disponer de hielo cada vez que sea necesario, en tus fiestas y reuniones con amigos y familia o en cualquier parte donde desees.

Ahora esto es posible, gracias a que acabas de adquirir tu propia máquina de hielo.

Es por ello que te presentamos este artículo, en donde te explicaremos como debes utilizar tu máquina de hielo y brindarte algunas recomendaciones para utilizar tu fabricadora de hielo, de manera eficiente.

 

Revisa el manual de instrucciones del producto

Es muy importante leer el manual de usuario de la máquina, con el fin de familiarizarse un poco más con cada una de sus partes y funciones.

Además, explica el tipo de fuente de poder a utilizar y otras características que son necesarias conocer antes de usar tu producto por primera vez.

 

Limpia el interior y exterior del aparato

Antes de utilizar tu máquina de hielo por primera vez, se deben retirar todas las películas protectoras y adhesivos que la protegen.

Es necesario limpiar la parte exterior del aparato con un paño húmedo para quitar el polvo.

Seguidamente, se debe limpiar el interior, agregando agua para eliminar sucio o restos de embalaje.

Para retirar dicha agua, ubica el tapón de desagüe y destápalo, deja que el agua sucia vaya saliendo de la máquina.

 

Agrega la cantidad de agua al contenedor

Conecta la máquina a la toma de corriente que indique el manual de usuario del fabricante.

Levanta la tapa superior y retira la cesta.

Agrega la cantidad máxima de agua hasta el límite indicado, procurando no superar este límite porque puede ser contraproducente, afectando la calidad de hielo.

Finalmente, vuelve a colocar la cesta en su sitio y cierra la tapa.

 

Selecciona el tamaño del cubo de hielo deseado

Antes de encender el aparato, puedes seleccionar el tamaño que deseas que tu máquina de hielo produzca.

Algunos modelos de fabricadora de hielo incluyen tres tamaños, S, M, L, otros incluyen solo dos.

Identifica el botón de selección de función y escoge el indicado para la ocasión.

Enciende el aparato y espera alrededor de unos 10 a 15 minutos para la fabricación del hielo.

Retira el hielo de la cesta y sirve

Una vez finalizado el tiempo reglamentario, por lo general, la máquina dispone de un LED y una alarma sonora indicando que el hielo ya está listo para ser utilizado.

Tienes la opción de retirar estos cubos de hielo y colocarlos en una bandeja.

Puedes repetir este proceso hasta llenar dicha bandeja o servir el hielo desde la propia máquina.

En muchas ocasiones, la fabricadora de hielo también dispone de un indicador mostrando que el contender de agua está vacío y necesita ser cargado de agua.

 

Realiza la limpieza de tu máquina de hielo

Cuando hayas terminado de utilizar el aparato, apágalo y desconéctalo de la toma de corriente.

Procede a realizar el desagüe del agua sobrante.

Limpia la superficie y el interior del aparato con un paño limpio, eliminado la humedad.

Ahora, tu máquina estará lista para ser utilizada nuevamente.

 

Consideraciones finales

Si tu máquina fue transportada de un sitio a otro, se recomienda dejarla en reposo al menos unos 30 minutos antes de conectarla, evitando cualquier accidente eléctrico que pueda dañar el aparato.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS