Cómo utilizar una olla programable

Última actualización: 10.12.22

 

Cualquiera sea el modelo que escogiste, conocer cómo funciona correctamente te hará beneficiarte de todas las ventajas de este maravilloso electrodoméstico.

La inteligencia artificial se pone al servicio del hogar y sacarle provecho al máximo simplificará tu día a día en la cocina.

 

Preparación

Uno de los puntos más a favor de las ollas programables es la posibilidad de cocinar sin la necesidad de que estés presente. Si este es tu propósito al haberla comprado, tu éxito en el menú y tranquilidad al salir de tu hogar depende en gran medida de la preparación previa. Aunque hayas comprado una olla con mecanismos que garantizan la seguridad mientras se da la cocción de los alimentos, es sumamente necesario de que tú te asegures de otras cosas por tu cuenta.

Por ejemplo, escoge un lugar espacioso y aireado para colocar y dejar tu olla para que haga todos los pasos sola. De igual manera, asegúrate de que tanto la conexión eléctrica de la olla como el enchufe de tu cocina estén en condiciones óptimas. Otra cosa a preparar son todos los ingredientes que necesitas. Selecciónalos y coloca la cantidad adecuada en la olla ya lavados, rallados, triturados, picados y, por supuesto, sazonados.

 

Programación

Para programar y hacer uso de tu olla, es necesario que te pasees por su manual de instrucciones y te asegures de entender bien la manera cómo funciona su panel de control. Aunque todas se parecen por su misma categoría como electrodoméstico, no quiere decir que funcionen igual o que describan las funciones que logran con los mismos términos.

Si están en inglés, ve su traducción y, si están en español, pero dudas de cómo queda el plato bajo determinada forma de cocción, es necesario también que lo sepas. Si no vas a estar en casa para cocinar, familiarízate y saca provecho a la programación de cocinado con antelación. Te será muy útil. De la misma forma, si tiene modo a presión y vas a cocinar con él, es relevante conocer sobre los ajustes de la válvula y así evitar cualquier mal funcionamiento.

 

 

Limpieza

Extender la vida útil de un electrodoméstico tan importante como este merece toda tu atención. Como rutina de limpieza, hay tres procedimientos muy efectivos y, lo más importante, que no le hacen daño a la superficie del recipiente ni al material de la tapa. Si en las instrucciones de lavado de tu olla programable dice que tiene piezas extraíbles y es apta para lavavajillas, entonces esta es una opción cómoda y práctica.

Si no da esa alternativa o prefieres hacer su limpieza bajo el grifo, el lavado con agua tibia, jabón y esponja suave es lo más recomendable. En caso de que tu olla tenga en su panel de control la función de autolimpieza, bastará con colocar en el recipiente un vaso de agua con dos cucharaditas de bicarbonato y pulsar el botón. El tiempo que dura la limpieza ya viene preconfigurado. Hay quienes en lugar de bicarbonato usan vinagre.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS