Cómo utilizar una olla rápida

Última actualización: 10.12.22

 

Utilizar de manera correcta una olla rápida permite que puedas preparar recetas espectaculares y con una textura asombrosa.

La finalidad de este artículo es proveerte la orientación necesaria para que sepas usar una olla rápida o a presión que deba ablandar las carnes y alimentos muy duros para que tus recetas resulten lo mejor posible.

 

Lee el manual del usuario de la olla rápida

Antes de usar tu olla rápida, se recomienda que revises con detalle el manual de usuario y que, de esta forma, te puedas familiarizar de manera más fácil con las especificaciones de tu olla rápida puesto que cada marca y modelo tienen características diferentes.

 

Revisa la olla rápida antes de cada uso

Siempre se debe revisar que tanto las válvulas de presión como la de vapor no contengan restos de alimentos que puedan obstruir los agujeros, para evitar que el vapor se escape. 

También se recomienda revisar las gomas de la tapa para verificar que no estén rotas o deterioradas, ya que una goma en mal estado no permite sellar de manera adecuada la tapa, haciendo que la presión sea débil y el proceso de cocción sea deficiente.

 

Coloca los ingredientes en la olla y añade el líquido

Para poder cocinar tus alimentos, se recomienda colocar dos tercios de líquido del total de los alimentos a cocinar; este líquido puede ser caldo, vino, agua, extractos de jugo, entre otros, pero no se recomienda agregar solo aceite.

Luego procede a colocar el ingrediente principal en tu olla rápida para ser cocinado junto con el líquido.

 

Coloca la tapa de la olla rápida

Coloca la tapa de la olla de manera que la goma se adapte a la olla completamente y gira la válvula de funcionamiento hasta que esté bien cerrada.

Después, bloquea correctamente la base superior de la tapa, para garantizar que se encuentra bien sellada.

Cocina a fuego alto

Cuando comiences a cocinar con tu olla rápida, debes tener cuidado, ya que va a hervir rápidamente y por lo tanto, la válvula de presión comenzará a oscilar lentamente.

Muchos modelos tienen la válvula de presión electrónica, con indicadores LED incorporados, que permiten verificar cuándo debes bajar la temperatura de cocción.

 La válvula a presión se mantiene girando o está encendida para indicar que la temperatura de cocción es óptima.

Si llega a apagarse o deja de girar, hay que aumentar la temperatura y viceversa.

 

Cómo liberar la presión de la olla rápida

Después de haber terminado la cocción de tus alimentos, procede a liberar la presión de tu olla rápida.

Esto se puede realizar de varias formas pero depende de la marca y modelo de tu olla.

El método más común es dejar que la olla libere la presión por sí sola retirando la olla del fuego y dejando que el vapor se elimine.

La otra forma es colocar la olla debajo de un chorro de agua fría para liberar más rápido la presión.

También está la liberación automática de presión que consiste en colocar la válvula de presión en posición para liberar el calor, dependiendo del modelo de tu olla. 

Una vez retirada la presión de la válvula, retira la tapa y sirve tus alimentos.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS