Cómo utilizar una rustidera

Última actualización: 10.12.22

 

Una rustidera es una cacerola grande, a menudo con una tapa, que se utiliza para asar carnes en el horno.

La rustidera puede ser de acero inoxidable, aluminio u otros metales y tener revestimientos antiadherentes o de esmalte.

Las rustideras están disponibles en una variedad de tamaños para adaptarse a diferentes tipos de tostado.

La clave para usar correctamente una rustidera es dejar por lo menos 5 centímetros de espacio de aire alrededor de la carne que vas a asar.

 

Cómo escoger la mejor rustidera para tus necesidades

Antes de adquirir una rustidera, mide el interior de tu horno ya que no todos los hornos son del mismo tamaño y en algunos no caben las rustideras más grandes del mercado.

Para permitir una buena circulación del aire, entre el horno y la rustidera debe existir un espacio de 5 centímetros en todos los lados. 

Los mangos de la rustidera deben ser fuertes ya que levantar una cacerola caliente y pesada es mucho más fácil con asas robustas y fijas que con mangos débiles y pequeños. 

La cacerola debe ser lo suficientemente grande como para acomodar cómodamente la comida más grande que deseas asar, sin que ésta llegue a tocar los lados de la rustidera.

Sin embargo, una cacerola muy grande será engorrosa y difícil de manejar.

 

Considera la forma de la cacerola

Las cacerolas ovaladas son perfectas para cocinar un solo pavo o pollo, pero es más difícil usarlas para dos pavos o pollos más pequeños.

Las rustideras rectangulares con las esquinas redondeadas, sin embargo, pueden acomodar una gama más amplia de diversas comidas que las cacerolas ovales.

 

Coloca las repisas de metal en la rustidera

Algunos modelos de rustidera no incluyen repisas de metal y en su lugar tienen resortes en el fondo de la cacerola para elevar la carne.

 

Coloca la carne en las repisas de metal

Centra la carne en la rustidera dejando de 5 a 8 centímetros de espacio entre los bordes de la cacerola y la carne. Esto permitirá que el calor circule y cocine uniformemente la carne.

 

Coloca la rustidera en la rejilla central del horno precalentado

Dependiendo de la receta que estés cocinando, precalienta el horno a la temperatura indicada y tras colocar la rustidera en la rejilla central del horno, sigue las instrucciones con respecto al tiempo de cocción.

 

Cubre la carne con la tapa o con papel aluminio

Una rustidera tapada cocinará los alimentos más rápidamente que mantenerla destapada ya que al cerrarla estás “creando” un mini-horno dentro de tu horno regular.

Si la carne se dora demasiado rápido antes de estar realmente bien cocida, cubre la rustidera con la tapa o con papel aluminio.

Deja que la carne repose

Al retirar la rustidera del horno, deja que la carne repose dentro de la cacerola de 5 a 10 minutos.

A continuación, transfiere la carne a un plato y déjala reposar otros 5 minutos, esto ayudará a distribuir los jugos naturales a través de la carne.

Si cortas la carne demasiado pronto dejarás que los jugos se desborden hacia la tabla de cortar, y no podrás disfrutar de ellos.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS