Cómo utilizar una sartén para tortillas

Última actualización: 09.12.22

 

Si deseas preparar unas buenas tortillas ya sea para consentir a los pequeños de la casa o porque simplemente te encantan para un desayuno, almuerzo o cena, deberás contar con los implementos necesarios para evitar ocasionar el desastre que normalmente ocurre al tratar de voltearlas.

Como, por ejemplo, una sartén especial para dicha acción, la cual, además de brindarte un diseño muy funcional, no dejará que las tortillas se peguen, ocasionándote así malos ratos.

En este sentido, si ya has adquirido la tuya, te recomendamos darle el uso adecuado para que puedas conservarla por mucho tiempo, evitando así gastos innecesarios en el futuro.

 

Desempaqueta y lava tu nueva sartén

Una vez que hayas recibido tu nueva sartén en casa, deberás llevar a cabo un desempaquetado cuidadoso para comenzar a darle el uso que se merece a la misma.

De esta manera, primeramente deberás abrir la caja donde se encuentra disponible la sartén para luego retirarla cómodamente.

Asimismo, es muy importante que puedas darle un pequeño mantenimiento antes de utilizarla para eliminar cualquier resto de polvo o suciedad disponible en su interior.

Para ello, lo más recomendable sería utilizar abundante agua, tomando en cuenta que no deberás pasar por su estructura ningún objeto que pueda dañar su sistema antiadherente.

 

Tu centro de cocción y la sartén

Una vez que hayas desempaquetado y lavado tu nueva sartén cómodamente, ahora será el turno de verificar la compatibilidad que te ofrece según tu centro de cocción y su sistema de fabricación.

En este sentido, cabe destacar que algunas sartenes se encuentran elaboradas para ser utilizadas en superficies de cocción específicas.

No obstante, hay otros modelos simplemente te ofrecen la posibilidad de llevar a cabo la preparación de tus tortillas favoritas desde la comodidad de cualquier centro de cocción que tengas disponible en tu casa, ya sea mediante las placas de inducción, vitrocerámica o incluso aquellos con sistema tradicional a gas.

 

Cierra la sartén adecuadamente

A la hora de comenzar con la elaboración de tus tortillas favoritas, deberás tomar en cuenta cierto sistema de cierre que tendrás que aplicar en ambas sartenes para evitar que la mezcla pueda derramarse una vez que decidas voltearla, puesto que según el diseño que hayas elegido tendrás a tu disposición dos sartenes en una, para facilitarte la tarea de cocción de la tortilla.

Siendo así, cabe destacar que podrías realizar el enganche correcto intuitivamente, considerando el hecho de que result fácil de aplicar. Si no es así, analiza en detalle el manual de la sartén para evitar incurrir en algún daño.

Utiliza la sartén por separado

Si la sartén que has adquirido te lo permite, incluso podrías utilizar la misma por separado, es decir, que estaría a tu alcance desunir ambas sartenes cuidadosamente para emplearlas de manera independiente, ya sea que vayas a cocinar otro tipo de alimentos.

De esta manera, te invitamos a leer el manual de instrucciones donde claramente encontrarás la información necesaria para llevar a cabo esta tarea.

 

Limpia la sartén adecuadamente

Una vez que hayas finalizado con el uso de la sartén, deberás realizar una limpieza de la misma totalmente delicada para no dañar su sistema antiadherente, ideado para evitar que las tortillas puedan pegarse, ocasionando un desastre incluso a la hora de darle vuelta.

De esta manera, lo más adecuado sería lavar la sartén con una esponja suave y delicada para evitar cualquier tipo de inconvenientes.

Asimismo, podrías verificar si el modelo que has adquirido resulta apto para lavar en el lavavajillas puesto que, de ser así, incluso te ahorrarías el tiempo necesario para invertirlo en otra tarea.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS