Cómo utilizar una yogurtera

Última actualización: 10.12.22

 

La yogurtera es un artefacto eléctrico diseñado para crear yogures caseros con nuestras propias recetas, sin aditivos, ni preservantes, obteniéndose un producto natural y saludable, lo que es perfecto para aportar ese consumo diario que necesita nuestro organismo de productos lácteos.

Además, es un aparato muy fácil de utilizar, por lo que te daremos unos sencillos pasos para su buen funcionamiento. 

 

Revisa el manual de instrucciones

A pesar de que se trata de un aparato sencillo de utilizar, debemos recordar que se trata de un electrodoméstico, que cuenta con una potencia determinada y que necesita energía eléctrica para funcionar, por lo que su uso debe ser con total precaución. Por lo tanto, es recomendable antes de darle el primer uso, leer con atención el manual de instrucciones incluido en la caja, para evitar cualquier trato inadecuado que resulte en algún desperfecto del utensilio y que no podamos utilizarlo. 

 

Antes del primer uso

Antes de usar la yogurtera por primera vez, se recomienda lavar todos los accesorios incluidos después de haber quitado el embalaje, usando para ello agua y jabón, después se aclara con agua suficiente hasta que no queden residuos jabonosos y secamos completamente con un paño seco.

 

Prepara tu yogur

Ahora ya puedes preparar tu yogur de forma rápida y sencilla. Solo debes tener los ingredientes necesarios para la preparación, siendo su base la leche y el fermento. Este último producto no es muy fácil de encontrar, por lo que la mayoría de las personas utiliza un yogur natural que sirve como fermento. Recuerda que por cada litro de leche entera que utilices, debes incorporar a la mezcla un tarro de yogur. Asimismo, puedes incluir otros ingredientes para preparar el yogur de tu preferencia, desde frutas, chocolate, cereales, etc. 

Cuando ya tienes lista la mezcla de yogur, solo tienes que añadirla en los vasos de la yogurtera, colocar los recipientes sin tapar dentro de la yogurtera y procede a tapar el aparato. Seguidamente, se enchufa el utensilio a una toma de corriente, pulsa el botón por el tiempo deseado y espera a que transcurra. Culminado el ciclo, podrás sacar los envases con el yogur listo y se colocan en la nevera para su refrigeración antes de consumirlos. 

Mantenimiento y limpieza  

Ten presente que para el mantenimiento adecuado de este electrodoméstico, es necesario limpiarlo muy bien después de usarlo, para evitar la proliferación de bacterias por los residuos de yogur que pudieran quedar en el interior de este aparato y que afectarían a nuestro organismo. 

Algunos modelos permiten lavar sus accesorios en el lavavajillas, pero si no tienes este electrodoméstico, entonces debes utilizar una solución jabonosa y agua caliente para su limpieza. Para secar todos los accesorios puedes utilizar un paño suave y una vez que estén bien secos podrás guardarlos.

La superficie de la yogurtera también debe limpiarse periódicamente y para ello el aparato debe estar desenchufado. Puedes usar un paño húmedo para limpiar la base y la parte interna de la yogurtera. Una vez que se encuentra todo limpio, podrás guardar tu yogurtera y sus accesorios en un lugar seco, para que esté lista para un próximo uso.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS