Cómo utilizar unos utensilios de cocina

Última actualización: 09.12.22

 

Los utensilios de cocina son parte infaltable del hogar, ya que facilitan la preparación de alimentos de forma rápida y segura.

Es fácil entender por qué muchas personas no saben cómo utilizar un utensilio de cocina, pues son tantos los que puedes adquirir y con funciones tan diversas que es posible confundirse.

Sin embargo, cada uno de ellos tienen un uso particular que puede servirte como apoyo al cocinar, por lo tanto, conocer cómo utilizarlos puede ser la clave para preparar los más deliciosos platos.

 

Limpia tus utensilios

El primer paso que debes realizar, sin importar qué utensilio tengas a la mano, es el de limpiarlo completamente y desinfectarlo.

Estos artículos tendrán contacto directo con tu comida, por lo tanto, es imperativo que estén completamente impecables y que mantengas su higiene.

Si se trata de utensilios resistentes al calor, puedes sumergirlos en agua hirviendo para matar todas las bacterias.

Otra alternativa es colocarlos sobre el vapor y dejar que la alta temperatura desinfecte los utensilios.

Si no es posible, existen alternativas con limón y vinagre que también propiciarán la desinfección.

 

Ordénalos

Encuentra un lugar adecuado para tener tus utensilios a la mano.

Esto, además de darte comodidad, te permitirá ahorrar tiempo a la hora de buscarlos.

 

Usar la espumadera

Olvídate de los excesos de agua o aceite.

Esta herramienta facilitará la cocción de alimentos que deban ser sacados del aceite o que deban retirarse de cúmulos de agua, pues los agujeros permiten que esto se escurra y que obtengas solamente lo que necesitas.

Si estás sirviendo sopa, este utensilio es ideal para atrapar los vegetales grandes o los pedazos de carne, deshaciéndose del caldo del alimento.

 

Usar la espátula

¿Necesitas dar la vuelta a un trozo de carne o retirar algún alimento del fuego para servir?

Entonces la espátula es el utensilio indicado para hacerlo.

Gracias a su superficie plana es la herramienta indicada para deslizarse debajo de los alimentos y levantarlos, ya sea para cocinarlos del otro lado o para servirlos.

Usualmente vienen con ranuras para también deshacerse del exceso de grasa.

 

Usar las cucharas y cucharones

Los más fáciles de usar y los más conocidos también, las cucharas y los cucharones, aunque varíen en tamaño y presentación, tienen el mismo propósito: recoger alimentos líquidos con comodidad y facilidad.

Los cucharones más que todo son útiles para lidiar con líquidos encontrados dentro de ollas, pues facilitan el proceso y evitan que haya quemaduras.

Batidores

Un resultado profesional en la cocina, la mayoría del tiempo, requiere de muchas mezclas de ingredientes para poder crear un plato excepcional.

La mezcla de líquidos o diversos alimentos puede darse con los batidores de varillas.

Estos incorporan aire en las preparaciones y hacen que se mezclen los ingredientes para crear algo mejor.

Son imprescindibles en la repostería.

 

Usar las tenazas

Al igual que la espátula, las tenazas ofrecen una forma de dar vuelta a ciertos alimentos con seguridad y comodidad, además de permitir que servir los alimentos sea un proceso más detallado.

A diferencia de la espátula, las tenazas son más delicadas, pues eliges exactamente qué agarrar y cómo hacerlo, mientras que la espátula recoge lo que encuentre.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS