¿Es mejor una licuadora o un procesador de alimentos?

Última actualización: 09.12.22

 

Estos dos artefactos suelen encontrarse en las cocinas de muchas personas alrededor del mundo, sin embargo, a pesar de que tienen algunas características diferentes, sus similitudes son varias. Saber cuál es mejor para una determinada preparación te dará los mejores resultados.

 

A pesar de que cocinar es algo que cada uno de nosotros hacemos todos los días o muy frecuentemente, es muy común que no se tenga el conocimiento suficiente aún para saber exactamente para qué sirven todos los electrodomésticos que se encuentran en la cocina. Es posible que te estés esforzando más de la cuenta solo por no saber que ese artefacto que casi no usas puede ayudarte con el proceso de preparación, ahorrarte tiempo y darte un mejor resultado.

Los procesadores de alimentos son artefactos bastante versátiles que vienen con diferentes funcionalidades como triturar, batir, moler y otras cualidades increíbles. Esto la mayoría de las personas lo saben, sin embargo, lo que ignoran es que la licuadora también puede encargarse de varias cosas, más allá de preparar zumos o batidos. Estos dos artefactos comparten similitudes y también tienen diferencias, y para poder aprovechar cada uno de los aparatos al máximo es necesario saber todo.

En algunas ocasiones, las licuadoras son más efectivas que los procesadores de alimentos, mientras que en otras situaciones estos últimos son mucho más potentes y eficientes. Determinar esto depende de entender las capacidades de ambos productos.

 

¿En qué se parecen?

Es necesario tener en cuenta que para que pueda ser una competencia justa, se requiere comparar los procesadores de alimentos con las licuadoras de gama alta. Las licuadoras son artefactos que han avanzado lentamente y, por esa razón, los modelos comunes se han mantenido a través de los años con pocos cambios. Estos tipos de licuadoras no pueden igualarse nunca a un procesador, pues siguen siendo artefactos tradicionales.

El parecido entre las licuadoras de gama alta y los procesadores radica en que algunas preparaciones pueden darse en ambos aparatos. Por ejemplo, los dos artefactos pueden hacer sopas, purés, cremas, mantequillas, helados y también pueden triturar hielo.

 

 

¿En qué se diferencian?

Las estructuras de los aparatos difieren entre sí. Una licuadora, sin importar lo potente que sea, siempre será más compacta que un procesador de alimentos. Mientras tanto, los robots de cocina, como la Thermomix, pueden encargarse de preparaciones que la licuadora, inclusive si es de gama premium, no podrá realizar.

La intención tras la fabricación de la licuadora es preparar bebidas y, por el contrario, los procesadores han sido creados, como dice su nombre, para encargarse de alimentos y postres. Esta diferencia en el objetivo es lo que hace que uno de estos productos sea mejor que otro en ciertas situaciones.

 

¿Cuál es el mejor?

Basándonos solamente en la versatilidad de uso, se podría decir que los procesadores de alimentos son mejores, sin embargo, esto sería descartar el rendimiento superior de la licuadora en diversos aspectos.

 

Preparaciones

Cuando se trata de cantidad de preparaciones, los procesadores de alimentos se llevan el primer lugar, pero si se toma en cuenta la calidad de estas preparaciones, la licuadora es campeona en algunas de ellas.

Primero hay que notar que la licuadora no está capacitada para encargarse de preparaciones reposteras, de quesos rallados y tampoco puede picar todos los vegetales de manera óptima. Estos procesos deben ser realizados con un robot de cocina. Por otra parte, los batidos solo pueden realizarse con licuadora y no con procesador.

Si lo que quieres es triturar hielo y hacer un delicioso helado, entonces debes saber que la licuadora es la mejor opción para ti. Incluso, aunque pueda creerse lo contrario, las licuadoras son la alternativa superior cuando se trata de preparar sopas y purés.

Si deseas preparar una crema dip o una mantequilla, entonces deberías escoger el procesador de alimentos, pues tiene un mejor rendimiento.

 

Comodidad

Cuando se trata de comodidad de uso, las licuadoras ofrecen mucho más confort y son más fáciles de manipular. Su tamaño compacto permite una mejor limpieza y el proceso de verter las preparaciones requiere de menor esfuerzo, no solo por la forma ergonómica del vaso, sino por el agarre óptimo que ofrece el asa.

Hay algunos modelos que están diseñados para que puedas beber directamente tu bebida desde el mismo vaso de la licuadora. Esto es ideal para preparaciones rápidas y smoothies completos que funcionan como desayunos, por ejemplo.

Adicional a esto, esta comodidad se refleja también a la hora de almacenar el aparato o movilizarlo. Su bajo peso y sus dimensiones facilitan estas dos cosas.

 

 

Funcionalidad

En el área de la funcionalidad, los procesadores de alimentos son los ganadores absolutos. Todavía no existe una licuadora que logre igualar todas las funciones de un procesador y, por esa razón, este producto es más práctico para las preparaciones complejas.

Alcanzar altas temperaturas, triturar frutos secos y carnes, preparar masas, rallar, moler, mezclar y muchas más actividades pueden hacerse en uno de estos artefactos. Cada una de estas cualidades destaca por su notoria eficiencia en el resultado y el poco tiempo que necesita para realizarse.

 

¿Qué comprar?

Después de saber lo bueno y lo malo de cada una de las opciones, solo queda tomar una decisión. Ambos aparatos tienen cualidades increíbles, sin embargo, dependiendo de la persona, uno de ellos será mejor que otro.

Si decides que quieres ahorrar algo de dinero y, aunque quieres preparar sopas y purés, deseas dedicarte a la preparación de líquidos más que todo, entonces la licuadora puede ser tu alternativa ideal.

Por otro lado, si lo que necesitas en tu vida es algo que te ayude con la preparación de alimentos y con la realización de procesos complicados, entonces deberías buscar uno de los mejores procesadores de alimentos del 2022 e incluirlo en tu lista de compra, aunque cueste un poco más de dinero.

Si no puedes decidirte por ninguno, es posible encontrar modelos económicos de ambos artefactos. Podrías considerar adquirir uno de cada uno y tener una experiencia más completa. Recuerda que la inversión será algo que esté contigo por un largo tiempo.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS