Evolución y funcionamiento de las batidoras amasadoras

Última actualización: 05.12.22

 

Las batidoras amasadoras son electrodomésticos que han sufrido una gran evolución con el paso del tiempo, lo que les ha permitido convertirse en los equipos multifuncionales que disfrutamos hoy día en nuestros hogares. Con tantos modelos, lo ideal es conocer en detalle este tipo de equipos para poder verificar sus indicadores de calidad.

 

Una batidora amasadora es una herramienta multifunción, que nos permite realizar diferentes preparaciones de manera rápida y sencilla. Su estructura no siempre es igual, ya que existen equipos manuales y otros de tipo orbital, lo que significa que el cabezal está unido a una estructura e incorpora un tazón para la mezcla. En cualquiera de los casos, dispondrás de ganchos y varillas removibles para batir, amasar y mezclar los ingredientes.

De igual manera, encontrarás otras diferencias asociadas a la potencia de trabajo, número de velocidades, materiales de fabricación, accesorios incorporados, entre otros aspectos.

Si bien la selección es completamente personal, también es cierto que no puedes llevar a cabo una compra apresurada. Lo ideal es revisar atentamente los principales indicadores de calidad y especificaciones de funcionamiento, lo que te permitirá contrastarlos con tus necesidades de uso. De esta manera, llevarás a casa un producto que muy seguramente te brindará una larga vida de uso y te ayudará a minimizar el tiempo de preparación en cada una de las recetas.

Aprovecha al máximo el funcionamiento de tu batidora amasadora

Las batidoras amasadoras poseen un funcionamiento aparentemente intuitivo, para el que debemos colocar las varillas en el cabezal, conectar el cable de alimentación de energía, seleccionar la velocidad deseada y comenzar a batir, amasar o mezclar. Sin embargo, existen una serie de recomendaciones a tomar en consideración para la correcta ejecución del anterior procedimiento. Esto nos permitirá aprovechar al máximo el funcionamiento del aparato.

Lo primero que debes saber y poner en práctica es la correcta selección de los ganchos y varillas, ya que podrás notar, al tenerlos en tus manos, que cada uno de ellos posee una forma y grosor diferentes. Esto se debe a que no todos los ingredientes requieren el mismo utensilio para ser moldeados o integrados. 

Por ejemplo, si deseas preparar unas claras de huevo, nata, merengue, entre otros, necesitarás hacer uso de las varillas, que son mucho más delgadas y ligeras. Por su parte, los ganchos tienen un cuerpo más elaborado y robusto, ya que están destinados a mover los diferentes tipos de masa. 

En este sentido, la herramienta requiere un poco más de fuerza para remover la harina, mantequilla y otros ingredientes. Finalmente, tenemos el batidor plano, que es adecuado para la preparación de cremas, glaseados y masas de menor densidad.

La segunda recomendación está relacionada con el uso de la fuerza de trabajo del aparato, que generalmente incorpora un mecanismo de regulación. Así, podremos ajustar la  potencia alta, media y baja, según las necesidades de los ingredientes.

Ten siempre presente que, para obtener los resultados esperados, tendremos que proporcionarles a los ingredientes la velocidad de movimiento adecuada. De esta manera, al momento de batir alimentos líquidos, tendrás que usar las velocidades más altas, mientras que los niveles medios son los indicados para las masas y las potencias bajas son convenientes para mezclar alimentos poco densos.

Un error bastante común cometido por los usuarios es el de incorporar los ingredientes al tazón mientras el equipo está en marcha. En su lugar, deberás verterlos progresivamente y después comenzar a mezclar cada vez para que se integren de la forma esperada. De esta manera, potenciarás la vida útil de tu batidora amasadora y evitarás las molestas salpicaduras en el área del mesón y sobre tu ropa.

 

Clasificación de las batidoras amasadoras

Las batidoras amasadoras, como las conocemos actualmente, han experimentado un largo camino evolutivo, con relación a su diseño y funcionamiento. Es precisamente en el año 1910 cuando el polaco Stephen Poplawski inventó la primera batidora, cuyo diseño estático, a pesar tener algunas limitaciones, fue el punto de partida  para las modernas batidoras amasadoras.

Con el paso de las décadas, esta ingeniería comenzó a sumar pequeños detalles, que paulatinamente fueron mejorando la experiencia de uso y haciendo que el aparato adquiriera popularidad. De esta manera, los distintos fabricantes comienzan a anexar tecnología de vanguardia hasta convertir la batidora amasadora en todo un robot de cocina. Por esta razón, al iniciar la búsqueda de una batidora amasadora, no debe extrañarte que, a pesar de que estéticamente los modelos posean un diseño bastante similar, los encuentres clasificados en varios grupos.

Batidoras amasadoras manuales

Las mejores batidoras amasadoras del 2022 de tipo manual están conformadas por un cabezal de pequeño tamaño, en cuya parte superior destaca un agarre ergonómico, que te permitirá manipular el equipo con una sola mano y total libertad. Generalmente, se trata de aparatos con un cuerpo ligero, fabricados en polímero de alta gama y provistos de un panel de control frontal, para el rápido ajuste de los niveles de velocidad. 

Además, estos equipos manuales suelen estar acompañados de uno a dos pares de varillas y ganchos metálicos para batir y amasar las preparaciones. Lo mejor es que la estructura incorpora un mecanismo de liberación para estas piezas, lo que te permitirá intercambiarlas y lavarlas con mayor facilidad bajo el grifo del agua o en el lavavajillas.

 

Batidora amasadora tipo robot

Por su parte, las batidoras amasadoras tipo robot de cocina tienen un formato mucho más robusto. Esto se debe a que incorporan una base estable dotada de un mecanismo giratorio, sobre el que se coloca el cuenco de mezcla, también incorporado. Además, en dicha estructura se encuentra anclada la carcasa superior del equipo, en la que se ajustan los distintos accesorios de batido, mezclado, amasado y triturado, como los ganchos y las varillas rectas o en espiral.

No podemos olvidar mencionar que estas batidoras amasadoras poseen velocidades ajustables, que en ocasiones pueden llegar a ser programables por medio de un temporizador, así como también tienen un botón turbo y otro para liberar los accesorios.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS