Hacer caramelo

Última actualización: 26.09.22

 

Receta de caramelo líquido

Caramelo líquido perfecto - Receta casera
Tiempo de preparación20 mins
Tiempo de cocción15 mins

Ingredientes:

  • Azúcar blanco (150 g)
  • Agua (1 vaso)
  • Limón (1)
 

Otros ingredientes:

  • Azúcar moreno (100 gramos)
  • Agua (1/2 vaso)

El caramelo líquido no es algo que se prepare para comerse de forma individual, pues es una preparación realmente dulce que, probablemente, logrará empalagar a cualquiera en poco tiempo. Sin embargo, es un acompañante necesario para una gran cantidad de postres.

Es posible comprar siropes de caramelo para utilizar como complemento, no obstante, nada es mejor que degustar un caramelo casero en una preparación dulce. Por lo tanto, si quieres saber cómo hacer caramelo para flan y otros postres, solo debes seguir los siguientes pasos.

Esta receta ha sido pensada para poder utilizarse en unos 18 flanes, aproximadamente, por lo que es una preparación adecuada para varios alimentos.

1)  Enciende tu placa de inducción o tu cocina a gas y coloca una temperatura baja para poder empezar. Allí colocarás una cazuela y, dependiendo de tus gustos, deberás agregar 150 gramos de azúcar blanco o 100 gramos de azúcar moreno para que empiece a calentar.

2)  Como segundo paso, vierte el agua en la cazuela. 1 vaso si el azúcar es blanco, y ½ si se trata de azúcar moreno.

3) Continúa incorporando el zumo de limón y comienza a remover para lograr que el azúcar se vaya disolviendo. No remuevas con mucha fuerza, pero no dejes de hacerlo hasta que veas que el caramelo empiece a hervir. Sigue hasta que el azúcar se haya disuelto por completo.

4) En el momento en el que notes que ya el azúcar se disolvió, entonces deja de remover. Ahora, con mucho cuidado, deberás empezar a mover la cazuela. Esto evitará que la mezcla se cristalice.

5) No te asustes cuando la preparación se vaya oscureciendo, pues esto es algo que debe pasar. Por lo tanto, sigue moviendo la cazuela hasta que ya adquiera el color oscuro que caracteriza al caramelo. Este es el indicador de que ya está listo.

6) Antes de que se enfríe, pasa el caramelo a moldes adecuados para la preparación. Haz esto con mucho cuidado . Al terminar, reserva.

Variante con menos ingredientes:

Si no tienes limón y no quieres añadir agua para que el caramelo sea mucho más espeso, también puedes hacerlo, solo que la preparación cambiará ligeramente.

En este caso, el azúcar deberá añadirse a una cazuela para calentarlo a baño María, pues, de esa manera, evitarás que se queme la preparación y lograrás que el azúcar se disuelva en menor cantidad de tiempo.

Es recomendable remover un poco con suavidad y, apenas notes que el caramelo comience a oscurecerse, deberás retirar la cazuela para que la preparación no cambie su sabor o se termine quemando.

 Independientemente de cuál sea el tipo de preparación que elijas, el resultado será el mismo: un delicioso acompañante para potenciar el sabor de los postres. Afortunadamente, preparar caramelo no es nada del otro mundo, pues es una receta rápida y con pocos ingredientes.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS