Heladera, Thermomix o batidora: ¿Cuál es mejor para preparar helados?

Última actualización: 09.12.22

 

Preparar helados caseros es una tarea sencilla que requiere de ingredientes y herramientas específicas, que nos ayuden a crear una crema suave y densa como las de origen industrial, pero con un importante porcentaje de vitaminas y nutrientes, dada la combinación de las frutas y los componentes lácteos.

 

Los helados son de las preparaciones favoritas de los pequeños de la casa. Sin embargo, por lo general, este tipo de alimentos helados posee una carga considerable de aditivos, conservantes y azúcares, que podrían ser perjudiciales para los niños. En este sentido, la preparación de helados caseros es una buena alternativa, que te ayudará a incentivar a tus hijos a consumir cualquier tipo de fruta.

Recordemos que, cualquiera que sea el fruto seleccionado, le aportará a la preparación un importante porcentaje de vitaminas como las E, D, B12, B6, C y A, así como también fósforo, hierro y calcio. 

Por su parte, la lactosa posee grasas y proteínas esenciales. Esto quiere decir que un helado preparado apropiadamente, lejos de causarle mal a la salud de los niños, les estará beneficiando. Claro está, no es un alimento que debe ser consumido a diario, ya que la concentración de azúcares naturales de las frutas podrían producir un pico de glucosa en la sangre.

Las recetas de helados caseros suelen ser bastante variadas, al igual que los instrumentos de preparación. Por ello, al revisar los sitios especializados en este tipo de alimentos refrescantes, conseguirás que muchos helados se realizan con máquina heladera, otros con Thermomix y quienes no tienen ninguno de estos electrodomésticos simplemente acuden a su batidora tradicional.

 

Principales diferencias entre las heladeras, Thermomix y batidoras

Las heladeras, Thermomix y batidoras son equipos de gran eficiencia al momento de realizar las mezclas para nuestros helados caseros. No obstante, cada aparato posee tecnologías diferentes, que nos permiten valorarlos de acuerdo a su practicidad de uso, a pesar de que todos ellos cumplen un mismo cometido:  preparar una mezcla cremosa y con gran volumen.

Máquina heladera

La máquina heladera es un electrodoméstico de uso intuitivo, que consta de un mecanismo de mezclado y batido de ingredientes principalmente líquidos, que durante dicho proceso reduce la temperatura de la mezcla hasta enfriarla por completo.

Con respecto a este tipo de productos, podemos precisar sus puntos favorables y algunos no tan beneficiosos, que dependerán del tipo de heladera. En este sentido, es importante aclarar que existen heladeras tradicionales, cuyos motores  tienen un bajo consumo energético y que requieren de hielo con sal, para mantener fría la cubeta recolectora durante el proceso de mezclado.

Por su parte, las máquinas domésticas son de las favoritas de los usuarios debido a su precio competitivo, por lo que son la respuesta de muchos cuando se preguntan qué heladera comprar. Además, su estructura suele ser compacta y ligera, lo que te permitirá colocarla en cualquier superficie, ya sea para usarla o almacenarla, sin que ocupe mucho espacio. De igual manera, es importante resaltar el bajo consumo eléctrico y el resultado obtenido tras mezclar los ingredientes, que no es más que un helado cremoso en pocos minutos.

También, encontrarás las heladeras con compresor que, gracias a la función del refrigerante, mantiene frío el recipiente de contención de los ingredientes por un tiempo indefinido. Así, no tendrás que dejar dicho depósito en el refrigerador 24 horas para que se enfríe previamente a su utilización, tal y como sucede con los diseños domésticos. 

En contraposición, podemos decir que las heladeras con compresor poseen un precio de adquisición elevado, al igual que el consumo de corriente alterna generado tras su puesta en marcha.

Finalmente, pero no menos importante, están las heladeras exprés, con un diseño mucho más vistoso y robusto que los anteriores modelos. Con este equipo, sólo tendrás que verter la mezcla y en pocos minutos podrás servir la crema de helado en el cono o vaso, por medio de un dispensador. Gracias a su compresor integrado, el equipo enfría la mezcla de inmediato y permite la preparación consecutiva de varias raciones.

 

Thermomix

El Thermomix es el conocido procesador de alimentos del que seguramente habrás escuchado muchas veces. Un ayudante de cocina que promete hacer que tus preparaciones sean mucho más sencillas de realizar, ayudándote a ahorrar tiempo. Lo mejor de todo es que podrás programar el aparato para que se apague de forma automatizada. Así, no tendrás que estar atento junto al Thermomix durante todo el proceso de preparación.

En lo que respecta a la realización de la mezcla para helados, los resultados son óptimos, ya que proporciona texturas variadas con un cuerpo denso y cremoso. Sin embargo, se trata de un producto costoso y, si no vas a aprovecharlo al máximo para picar, triturar, amasar, batir, mezclar, cocinar, calentar, remover, emulsionar y amasar ingredientes dulces y salados, entonces no valdrá la pena la inversión, solamente para preparar helados.

Batidoras

Las batidoras de vaso son una opción bastante viable para la preparación de helados caseros, ya que se trata de un electrodoméstico que usualmente tenemos en casa, cuyo uso es intuitivo y su consumo energético no es nada significativo.

En una primera fase de preparación, la batidora nos ayudará a triturar las frutas previamente congeladas. Asimismo, nos permitirá mezclar correctamente los respectivos ingredientes que conforman la base del helado, para finalizar el proceso al integrar ambas preparaciones. Para ello, es necesario batirlas por alrededor de 15 minutos, hasta conseguir una consistencia suave. 

Después, tendrás que llevar la mezcla al refrigerador durante un mínimo de tres horas, pero deberás continuar batiendo la preparación cada 30 minutos hasta completarse el tiempo pautado. Así, evitarás la generación de granizado y mantendrás la cremosidad del helado adquirida inicialmente.

Los resultados obtenidos no tendrán nada que envidiarle a ningún tipo de heladera o Thermomix. Claro está, todo dependerá de lo respetuoso que seas con el seguimiento de los pasos anteriormente explicados, así como también del tiempo de exposición a los consecutivos procesos de batido.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS