Mandolina o cortador de patatas, elige el indicado en cada preparación

Última actualización: 09.12.22

 

Cortar los diferentes tubérculos y verduras es una tarea que no debemos tomar a la ligera, ya que con ayuda de los utensilios indicados, podremos crear formas y texturas que le darán una mejor presentación a nuestras preparaciones. Por ello, es importante saber diferenciar entre las herramientas de corte y aprender cuál conviene más según el alimento.

 

El mercado de artículos de cocina posee una gran variedad de utensilios de corte, pensados para facilitar la preparación de las diferentes recetas. Pero, como era de esperarse, no todas estas herramientas son adecuadas para los mismos alimentos. En este sentido, se hace necesaria una previa documentación acerca de los principales equipos destinados al corte de vegetales, tubérculos e incluso frutas, como la mandolina y el cortador patatas.

Se trata de dos instrumentos de gran popularidad, que, al igual que el cuchillo, se encuentran en la mayoría de las cocinas. Tanto la mandolina como el cortador de patatas ofrecen un funcionamiento intuitivo y seguro, así como estructuras compactas y de fácil limpieza. Sin embargo, poseen características distintivas que conviene evaluar detalladamente antes de adquirir cualquiera de estos productos, ya que podríamos seleccionar el utensilio equivocado y esto nos causaría inconvenientes, según el tipo de alimentos que vayamos a preparar.

 

Mandolina de cocina versus cortador de patatas

Si bien existen variados utensilios que prometen mejorar nuestra experiencia pelando y cortando alimentos, también es cierto que dos de ellos han adquirido gran popularidad entre los compradores, debido a que son productos multifuncionales. Nos referimos a la mandolina y el cortador de patatas, que definitivamente te ayudarán a ahorrar tiempo al momento de preparar berenjenas, calabacín, tomates, cebollas, patatas o cualquier otro vegetal. Además, son aparatos generalmente seguros y de fácil manipulación.

 

 

Mandolina de cocina

Las mandolinas son sistemas de cuchillas de diferentes grosores y tamaños. Los modelos varían principalmente por el formato y diseño de la estructura, que puede ser una superficie con hojillas fijas en acero inoxidable, área de agarre ergonómica y bases antideslizantes que mantienen la estabilidad y permiten una correcta separación entre el área de trabajo y el utensilio, para que puedas colocar bajo el un plato sobre el que se depositan los cortes de alimentos. 

Por otra parte, están las mandolinas con cuchillas intercambiables, también conocidas como multifunción. Estos equipos pueden poseer una forma similar a la anteriormente mencionada, con la diferencia de que incorpora un set de hojillas con las que podrás variar los cortes, no sólo en patatas, sino también en cualquier vegetal, fruta o queso. 

Igualmente, este tipo de mandolinas posee un recolector de alimentos, que hace mucho más fácil e higiénico el proceso de corte, ya que tendrás que retirar la tapa en la que se encuentra el sistema cuchillas y agregar a los alimentos debidamente rebanados para continuar con la preparación.

 

Cortador de patatas

Los cortadores de patatas son herramientas de cocina con variados modelos, adaptables a la preparación de diferentes recetas de patatas horneadas, guisadas, cocidas al vapor, hervidas, fritas, entre otras tantas. La estructura de estos equipos suele combinar acero inoxidable, polímero de tipo alimentario e incluso cerámica, así como goma antideslizante en las bases, para evitar desplazamientos inesperados. Todo dependerá del diseño y el fabricante. 

De igual manera, podrás encontrar en el mercado cortadores de patatas en espiral, de rejilla, para patatas onduladas, pelapatatas domésticos, equipos industriales y profesionales, que pueden ser de tipo manual o eléctrico y con tamaños variados. 

En este sentido, tendrás un amplio catálogo de opciones para escoger el que mejor se adapte a tus necesidades tanto de uso como de espacio al almacenarlo. Es importante mencionar que algunos de los cortadores de patatas también incorporan cuchillas intercambiables, al igual que las mandolinas.

 

Lo bueno y lo malo de las mandolinas de cocina

 

Ventajas

Al poner en uso una mandolina de cocina tenemos varias ventajas, como el ahorro de tiempo, al no tener que realizar todos los cortes con el cuchillo convencional, siendo incluso mucho más seguro, debido a que estos equipos incorporan protectores para las manos en silicona alimentaria.

Por otra parte, tenemos el tema de variedad de cortes gracias a la incorporación de cuchillas intercambiables, pudiendo disfrutar estilos de corte como los longitudinales, rodajas, onduladas, paja, cubos, julianas, entre otros. Además, obtendrás cortes uniformes en los alimentos y tendrás la opción de seleccionar la cuchilla, según la dureza del tubérculo, vegetal o fruta.

 

Desventajas

Al igual que toda mandolina tiene grandes ventajas, también es común encontrar algunos aspectos poco favorecedores, como la pérdida del filo de las cuchillas. Estas paulatinamente se desgastan y los recambios, en la mayoría de los casos, no se consiguen, por lo que se trataría de un equipo que a largo tiempo sería desechable.

Además, si el espacio de almacenamiento que tienes en tu cocina para los utensilios es limitado, entonces podrías tener problemas al adquirir una mandolina. Recordemos que algunos modelos incorporan un recolector de alimentos que la hace mucho más voluminosa.

 

 

Ventajas y desventajas de usar un cortador de patatas

 

Ventajas

Los cortadores de patatas tienen una función específica: el corte de este tipo de tubérculos, por lo que las cuchillas de acero inoxidable son mucho más fuertes y afiladas que las de otros equipos funcionales destinados al corte de vegetales.

Los modelos de cortadores de patatas suelen ser variados, tanto en el número de cuchillas incorporadas como en su formato, incluso se pueden encontrar equipos del tamaño de un tenedor. En este sentido, tendrás la libertad de seleccionar el modelo que más se adapte a tus necesidades. Además, las cuchillas pueden afilarse, lo que extiende su vida útil y supone óptimos resultados en cada corte.

 

Desventajas

No importa que adquiramos el mejor cortador de patatas, es posible que este  tenga un par de desventajas, lo que finalmente no querrá decir que es un producto que no nos conviene. Simplemente, son aspectos que debemos tomar en consideración. Por ejemplo, está la limitación en los cortes, debido a que algunos de los modelos poseen cuchillas fijas. 

Asimismo, está el tema de la limpieza, que en algunos casos puede ser un poco tediosa, debido a que los residuos de alimentos se alojan en algunas áreas de las hojillas y es necesario utilizar un pequeño cepillo para completar el proceso de aseo.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS