Preguntas más frecuentes sobre Boles

Última actualización: 28.01.23

 

Q1: ¿Cómo utilizar un bol?

Para utilizar un bol de forma adecuada es importante tomar en cuenta algunas de sus características, como los materiales de elaboración y las dimensiones, ya que de ellas depende el uso que le vamos a dar. El tipo de material te puede indicar si el bol es adecuado para soportar frío o calor en sus diferentes niveles, pero también te puede indicar los tipos de alimentos que admite sin producir alteraciones en su composición. Por otra parte, sus dimensiones te dicen si es adecuado para servir alimentos para el consumo individual, como una pieza de la vajilla o si por el contrario, son apropiados para realizar preparaciones y mezclas para varias personas.

 

Q2: ¿Cómo hacer un bol?

Hacer tu propio bol puede ser un proyecto de bricolaje interesante, donde solo necesitarás de tu creatividad. En este sentido, existe una gran variedad de materiales que pueden ser usados con ese fin, por lo que lo más importante es saber el uso que le darás. Entre los materiales más comunes están la arcilla para modelar, los botones, cuerda, papel, confeti y hasta hielo. Para darle la forma y tamaño adecuados puedes usar como molde otro bol. También, puedes usar un globo inflado, al que debes cubrir por la mitad con papel y pegamento, después de que seque explota el globo y obtendrás un bol, recuerda aplanar un poco su base para que pueda sostenerse sobre la mesa.

 

Q3: ¿Cómo calentar en un bol?

Calentar los alimentos o preparaciones en un bol es un procedimiento rápido y sencillo, que ofrece al menos tres formas de hacerlo. Para ello, las opciones más comunes son el horno tradicional, sea a gas o eléctrico. En estos debes colocar el bol dentro del horno precalentado y esperar un tiempo prudencial en función del volumen de la porción servida. El horno microondas suele ser más rápido para calentar, pero también puede ser recomendado el proceso de calentado en baño de María, que toma su tiempo pero ofrece buenos resultados, porque los alimentos no se pegan del bol.

 

Q4: ¿Puedo meter un bol en el microondas?

Un bol es útil para preparar distintas recetas, tanto frías como calientes, sin embargo, al comprar un bol debes tomar en cuenta los materiales de elaboración y su resistencia a los cambios de temperatura. En este sentido, no todos los boles tienen la resistencia necesaria para ser introducidos en el horno microondas y poder soportar las altas temperaturas. Por este motivo, los boles que uses en el microondas deben estar elaborados en vidrio, cerámica, cartón, papel y plástico de tipo 2, 4 y 5.

Q5: ¿Cuántos gramos son un bol de cereales?

La cantidad adecuada de cereal por desayuno varía básicamente en función de la edad y las necesidades energéticas de cada persona, sin embargo, los expertos en nutrición han definido una cantidad estándar para dos grupos de edades. El primer grupo está formado por niños de hasta 8 años, para los que se considera que lo adecuado sería entre 25 y 30 g. El segundo grupo está conformado por jóvenes y adultos, para los que se estima que deben consumir entre 30 y 45 g.

 

Q6: ¿Cuál es el mejor material para un bol?

El mejor material para un bol generalmente lo indican los alimentos y el tipo de uso que le darás. En este sentido, debes saber que los boles están fabricados en distintos materiales, algunos son para uso exclusivo de algunos tipos de alimentos y otros son multiusos porque admiten cualquier ingrediente. No obstante, el material más versátil y funcional para este utensilio de cocina es el vidrio de borosilicato o pyrex, ya que está elaborado con una combinación de óxido de silicio, carbonato de calcio y boro, por lo que ofrece mayor resistencia ante distintos alimentos y temperaturas. 

 

Q7: ¿Cómo limpiar un bol?

Para limpiar un bol, como cualquier otro utensilio de cocina, es necesario llevarlo al fregadero, retirar los restos de alimentos o excesos de grasa, enjabonar su superficie con la ayuda de una esponja suave para no causar rayones o deterioro y enjuagar con suficiente agua para retirar todo el jabón.

En otros casos, en función del alimento preparado y los materiales de fabricación, se puede simplemente limpiar con un paño. Además, algunos son aptos para limpiar en el Lavavajillas, lo que facilita mucho el trabajo después de usar el bol, pero debes asegurarte de que tenga esta opción, ya que algunos modelos pueden deteriorarse al lavarlos a máquina.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS