Preguntas más frecuentes sobre Calienta Biberones

Última actualización: 27.01.23

 

Q1: ¿Cómo funciona un calienta biberones?

El funcionamiento va a depender del tipo. Así, por ejemplo, los convencionales y digitales emplean agua para ejercer una función de baño de maría o generar vapor, por efecto de una resistencia eléctrica. Solo necesitas conectarlos a una red eléctrica y configurar el modo, de acuerdo al programa con el que cuente el dispositivo, o el proceso que se desee (descongelar, calentar, esterilizar, mantenimiento de la temperatura). Caso similar ocurre con los termos que almacenan agua caliente, pero estos no requieren programación o conexión.

Por su parte, en los calienta biberones con adaptador para coche, el suministro de calor está proporcionado por una malla eléctrica que envuelve al biberón, la cual se pone en funcionamiento una vez que se enchufa al encendedor del vehículo. Ahora bien, en el caso de las fundas isotérmicas de neopreno, el acumulador que contienen en su interior debe introducirse en agua caliente previamente y cuando se requiera calentar el biberón se aprieta una pestaña para liberar el calor. Este modelo, al igual que los packs de calentamiento con aire, son convenientes para excursiones o viajes en avión, sobre todo este último, ya que no necesita agua, electricidad o gel.


Q2: ¿Hay que echarle agua al calienta biberones?

La aplicación de agua al calienta biberón va a depender del tipo y modelo. Por ello, se debe estar seguro de si el dispositivo lo amerita, así como, de suministrar el volumen conveniente del líquido a fin de evitar daños, ya sea por defecto o exceso, pues nunca debe sobrepasar el cuello del biberón. De igual manera, es conveniente que el agua sea de preferencia filtrada o destilada, para evitar la obstrucción de los conductos por acción de los residuos cálcicos.

Q3: ¿Cómo usar un calienta biberones?

Una vez que se tenga el calienta biberones en casa, lo primero que se debe hacer es leer su manual de instrucciones para usarlo de forma segura y prolongar su vida útil. Seguidamente, se ubica en una superficie plana y se introduce en su interior el biberón con leche materna, fórmula o el tarro de alimento y se vierte agua, hasta el indicador de volumen de acuerdo al tamaño del envase.

Después, se procede a conectar a la fuente de alimentación eléctrica y se establece el nivel de temperatura (o proceso). Puede que en los primeros usos se deban realizar pruebas previas, a fin de establecer el punto de calentamiento apropiado para el alimento del bebé. Una vez que se calienta, se apaga el dispositivo y se evalúa la temperatura de la leche.

Es importante limpiar el calentador con un paño húmedo después de uso, a fin de evitar la acumulación de residuos de cal u otros materiales que puedan afectar su funcionamiento. Para ello, debe estar apagado, desconectado de la red eléctrica y completamente frío. De igual manera, como medida preventiva, se debe descalcificar cada cierto tiempo con ayuda de algún producto específico o solución casera.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS