Preguntas más frecuentes sobre Cocinas Eléctricas

Última actualización: 09.12.22

 

Q1: ¿Cómo cocinar en una cocina eléctrica?

Primero, debes saber qué tipo de cocina eléctrica utilizas y el tipo de alimento a preparar.

Ahora, sea cual sea la que instales, para su funcionamiento es recomendable seguir las instrucciones del manual del fabricante antes de realizar una comida.

De esta manera, los alimentos podrán cocerse de forma segura, simplemente colocando la cazuela encima de las hornillas y una vez que la rejilla se torne de un color rojo intenso se ha de graduar de forma adecuada la temperatura hasta alcanzar el punto de calor deseado.

 

Q2: ¿Cómo hacer una cocina eléctrica casera?

La mejor respuesta es que no debes jugar con tu seguridad y la de los de tu casa. Los fabricantes emplean muchos recursos para garantizar el buen funcionamiento y evitar accidentes.

Pero, si te ves en la necesidad de fabricar una cocina eléctrica para usar de manera esporádica, una forma sencilla es con un bloque de arcilla.

Para ello, lo dejas en agua por unos diez minutos para aflojar el material, después dibujas sobre él una especie de camino en forma de hornilla de 1,5 cm de profundidad e introduces una resistencia.

Por último, podrás adaptar un cable de alimentación que permita conectarla a la electricidad.

 

Q3: ¿Cómo limpiar una cocina eléctrica?

Debes considerar el tipo de cocina eléctrica y el área que vas a limpiar. Siempre espera a que esté fría y no expongas cables o enchufes de manera directa al agua. La seguridad es lo más importante antes de realizar el mantenimiento adecuado.

De forma seguida, procede a eliminar la grasa más incrustada con una esponja para cocina y detergente lavavajillas en las áreas afectadas, de manera que pueda desprenderse con facilidad para después ser levantada con un paño húmedo.

Si la suciedad es leve, simplemente utiliza un papel con un poco de vinagre o desinfectante.

Q4: ¿Cómo usar una cocina eléctrica?

Como todo electrodoméstico, la cocina eléctrica tiene sus reglas de funcionamiento. Sabiendo cómo usar correctamente tu cocina eléctrica puedes ahorrar tiempo y mayor calidad en tus comidas.

Lo primero es encenderla y programar la temperatura en función del tipo de preparación (cocido, sopa, guiso, etc.).

Seguidamente, coloca sobre la fuente de calor seleccionada el recipiente con los ingredientes, teniendo la precaución de remover de vez en cuando hasta que adquiera el punto de cocción deseado. finalmente se retira, apaga la cocina y se espera a que enfríe para su respectiva limpieza.

 

Q5: ¿Qué es mejor, una cocina a gas o una eléctrica?

Cada una tiene sus ventajas. En eficiencia energética habría que considerar cada país, aunque la de gas sería más eficiente. Pero, entre las eléctricas, la de inducción es la más conveniente.

De acuerdo a las necesidades, para los cocineros la de gas les permite mejor manejo del calor, además de un sabor más natural; ahora, si dispones de un espacio pequeño o cocinas poco, la eléctrica es una buena opción.

En cuanto a la limpieza las eléctricas puntean, son fáciles y prácticas para limpiar. Mientras que, desde el punto de vista de la seguridad, la de gas, al producir una llama, conlleva a más riesgos de quemaduras; no obstante, las cocinas eléctricas tienen sus propias precauciones.

 

Q6: ¿Cuántos watts consume una cocina eléctrica?

Para responder debemos considerar tres factores importantes:

El sistema generador del calor, el tamaño y número de quemadores, así como la frecuencia en el uso.

En este sentido, puede ir desde los 1500 watts hasta 11000 watts con horno incluido en su potencia máxima.

El consumo más alto de energía lo llevan las de vitrocerámica, seguido de las cocinas de resistencia pura y en último lugar las de inducción.

Cabe destacar, que el adquirir un electrodoméstico de menor watts podría brindar un ahorro energético y financiero.

Q7: ¿Cómo instalar una cocina eléctrica?

Primero, verifica que cuente con los cables necesarios, de no ser así, utiliza cable de 6 mm. En el caso de ser para empotrar, se debe contar con algunas herramientas como cinta métrica, destornilladores, cutter, guantes y silicona.

Con el metro verifica las medidas tanto de la cocina como del sitio donde va a quedar. Seguidamente, verifica qué voltaje soporta la cocina antes de conectarla y en función de ello procede a hacer las respectivas instalaciones eléctricas.

Ahora bien, si es portátil no hay nada que hacer, la enchufas y ya. Sin embargo, deberás tener presente que es conveniente contar con una fusilera de precaución o interruptor exclusivo para la cocina.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS