Preguntas más frecuentes sobre Escurreplatos

Última actualización: 09.12.22

 

Q1: ¿Cómo limpiar escurreplatos de plástico?

Para limpiar un escurreplatos plástico, sólo tendrás que hacer uso de una esponjilla con detergente, frotarla cuidadosamente por toda la estructura para eliminar la suciedad y finalmente lavar bajo el grifo del agua, hasta retirar toda la mezcla jabonosa.

No olvides retirar los excesos de agua con un paño suave y absorbente, puesto que si almacenas el escurreplatos húmedo podría generarse moho y malos olores en la estructura.

Si bien, algunos modelos son aptos para lavavajillas, necesitarás consultar en el manual de instrucciones lo estipulado por el fabricante.

 

Q2: ¿Cómo colocar un escurreplatos en un armario?

La colocación de un escurreplatos en el interior de un armario es un proceso que suele ser intuitivo, dependiendo lógicamente del modelo de la estructura.

Lo primero que debes tener en consideración es que el formato sea compatible con el espacio de montaje.

Si el diseño incorpora extremos retráctiles, tendrás que presionarlos simultáneamente mientras alineas entre las paredes del compartimento y seguidamente, liberar el mecanismo, verificando que haya quedado estable.

Pero, si el escurreplatos posee una estructura troquelada, entonces necesitarás algunas herramientas para perforar la pared y fijar el equipo, siendo necesario enroscar los tornillos de seguridad.

 

Q3: ¿Cómo quitar el óxido del escurreplatos?

Si tu viejo escurreplatos presenta señales de oxidación es porque el revestimiento anticorrosivo que posee el metal ha comenzado a deteriorarse, pero no te preocupes, ya que esto no quiere decir que tendrás que deshacerte del escurridor.

Recuperar la vida útil de este tipo de estructuras metálicas es una tarea sencilla que no te restará mucho tiempo, siendo necesario que tengas a la mano una lámina de lija de baja densidad.

Los primero que debes hacer es desmontar el escurreplatos de la pared o el armario.

Después, pasa un paño por toda la estructura para eliminar la suciedad y procede a identificar las áreas oxidadas, que posteriormente tendrás que lijar en seco hasta desgastar la corrosión arraigada.

Asegúrate de retirar todo el polvillo generado al pulir y aplica algún tipo de esmalte con protección anticorrosiva.

Q4: ¿Cómo pintar un escurreplatos?

Hay muchas maneras de pintar un escurreplatos metálico, como utilizando una brocha o, si deseas un acabado mucho más profesional, podrías emplear una pistola de las que trabajan con un motor compresor.

Sin embargo, otra buena opción es adquirir un spray profesional con pintura anticorrosiva y de ser posible antirasguños para una mayor durabilidad.

Si la estructura ha sido víctima de la corrosión, lo primordial será lijar para eliminar estas irregularidades.

De no ser así, tendrás que asegurarte de que el escurridor esté completamente limpio, ya que cualquier rastro de grasa o polvo hará que la pintura no se fije correctamente.

Aplica cuidadosamente la primera capa y déjala reposar, siendo aconsejable proceder a pintarla una vez más, para lograr un mayor cubrimiento.

 

Q5: ¿Cómo reciclar un escurreplatos?

Los escurreplatos están fabricados en acero inoxidable, polímero rígido o silicona, que son materiales 100% reciclables.

Así que si ya decidiste no utilizar más tu viejo escurridor, la invitación es a no dejarlo almacenado en el armario y llevarlo al centro de reciclaje en donde procesarán dichos materiales y los tratarán para reutilizar dicha materia prima dando origen a nuevos productos. 

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS