Preguntas más frecuentes sobre Exprimidores De Naranjas

Última actualización: 09.12.22

 

Q1: ¿Cómo utilizar un exprimidor de naranjas?

En el caso de un exprimidor manual, debes cortar la fruta a la mitad. Luego, coloca una mitad sobre el cono y con tu mano, realiza un movimiento giratorio con la fruta; haciendo presión para extraer el zumo.

Cuando se trata de un modelo eléctrico convencional, su uso es semejante al de un exprimidor manual; con la diferencia de que una vez colocada la mitad de la naranja en el cono, solo necesitas ejercer una ligera presión para activar el funcionamiento. El cono comenzará a girar automáticamente y a extraer el zumo.

Si has comprado un exprimidor industrial, este aparato está diseñado para trabajar con grandes cantidades de naranjas y realiza todo el proceso de modo automatizado. Para el montaje y engranaje correcto de todas sus piezas, deberás leer el manual de usuario correspondiente.


Q2: ¿Cómo hacer un exprimidor de naranjas casero?

Este fácil proyecto podrás hacerlo tú mismo en poco tiempo. Solo necesitas una varilla delgada de madera (como la de las brochetas), un cúter, un vaso de cristal y dos botellas de plástico de diferentes tamaños; la más grande debe contener a la más pequeña.

Comienza por cortar con el cúter la base de la botella grande y luego, introduce la de menor tamaño; de tal modo que tus tapones queden lo más juntos posible. Una vez que ambas botellas están juntas, procede a insertar la varilla de madera por su centro, con el fin de que se mantengan inmóviles.

Seguidamente, posiciona las botellas dentro del vaso, con el tapón hacia abajo. Ahora, selecciona naranjas maduras y córtalas en dos mitades, coloca una mitad sobre la base de la botella más pequeña (como si del cono de un exprimidor manual se tratara) y comienza a girar la fruta con tu mano, al tiempo que oprimes para extraer el zumo.

 

Q3: ¿Cómo desarmar un exprimidor de naranjas?

Desarmar un exprimidor de naranjas es algo que sólo debe realizarlo una persona experta en este tipo de aparatos. Por ello, si tu exprimidor es nuevo y necesitas que lo revisen por alguna falla, lo mejor que puedes hacer es utilizar la garantía del producto y llevarlo al servicio técnico. Si la garantía ha caducado, deberás buscar la ayuda de un profesional para que lo desarme y solvente el daño.

Q4: ¿Por qué mi exprimidor de naranjas huele a quemado?

Es posible que al utilizar tu exprimidor de naranjas durante un tiempo prolongado, este despida un olor a quemado; lo cual podría deberse a que su motor no cuenta con la potencia necesaria para trabajos intensivos. Por ello, es fundamental que consideres el uso que le vas a dar y la potencia que el aparato te ofrece. En tal sentido, existen exprimidores con una potencia que va desde 25W, hasta modelos de alta gama que ofrecen un motor con 300W.

 

Q5: ¿Cómo limpiar un exprimidor de naranjas?

En el caso de que tu exprimidor esté muy sucio, podrás dejarlo como nuevo con ese sencillo truco. Llena tu fregadero con agua caliente; luego, añade unas gotas de zumo de limón y sumerge todas las piezas del aparato que deseas limpiar. Deja reposar algunos minutos, para que el poder limpiante del limón junto con el agua caliente, hagan su trabajo. Aclara con agua limpia y si notas alguna suciedad que haya quedado, utiliza una esponja suave con detergente. Deja secar y procede a su respectivo almacenamiento.

 

Q6: ¿Qué es mejor, exprimidor de naranjas de plástico o metálico?

Ambos materiales son utilizados por las mejores marcas. Sin embargo, es fundamental, en el caso del plástico, que este material esté libre de BPA y que ofrezca alta resistencia al uso intensivo y al desgaste. En cuanto al metal, algunos de los mejores modelos de exprimidores de naranjas están fabricados en acero inoxidable; un material que no altera el sabor, repele las bacterias y ofrece larga vida útil. Cualquiera que elijas, lo importante es que busques alta calidad.

Q7: ¿Cómo funciona un exprimidor de naranjas industrial?

Aunque se trata de máquinas usualmente grandes y con un sofisticado mecanismo automatizado, su funcionamiento es muy sencillo. Estos modelos incluyen una canasta superior que almacena las naranjas en grandes cantidades; también disponen de una cesta que recolecta los desechos y un recipiente con gran capacidad donde se conserva el zumo recién exprimido.

Solo se necesita que laves las naranjas (no es necesario cortarlas a la mitad) y con solo oprimir el botón de encendido, la máquina inicia el proceso y realiza todo el trabajo por sí misma.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS