Preguntas más frecuentes sobre Exprimidores

Última actualización: 28.01.23

 

Q1: ¿Cómo utilizar un exprimidor?

En el caso de los modelos manuales, deberás ensamblarlos, colocarlos sobre una superficie plana y, justo debajo del área de extracción, colocar un vaso. Seguidamente, deberás añadir la naranja o limón cortado a la mitad. Luego, con el brazo de palanca, es necesario ejercer presión. Si es un modelo automático, lo primero será conectarlo a la fuente de alimentación de pared para que el motor funcione y se pueda ejecutar el proceso. Antes de utilizarlo, recuerda leer el manual de usuario, en el cual podrás conseguir información pertinente sobre su uso y manipulación. 

 

Q2: ¿Cómo hacer limonada con exprimidor?

Deberás tomar un par de limones y partirlos a la mitad. Coloca un recipiente en el área de salida del zumo. Toma una mitad de limón y ejerce un poco de presión sobre el exprimidor o, en su defecto, acciona el brazo de palanca. Deja que el zumo vaya cayendo sobre el vaso y, cuando el contenido del líquido supere un tercio del vaso, llena el resto con agua, un par de cucharadas de azúcar al gusto, hielo y tendrás una fresca limonada.  

 

Q3: ¿Qué es mejor, exprimidor o licuadora?

Ambos equipos son eficientes y simplifican la vida del usuario en la cocina, de modo que la recomendación es tener ambos. Si se trata de un análisis superficial, la licuadora es un equipo más completo, porque permite hacer zumos, cremas, batidos, incluso limonadas, con menor aprovechamiento de la fruta. Sin embargo, cuando se trata de frutas cítricas como el limón o la naranja, es mejor contar con un exprimidor, ya que este elemento permite sacar todos los nutrientes del zumo, sin sabores amargos. 

 

Q4: ¿Para qué sirve la tapa del exprimidor?

Algunos modelos de exprimidores están equipados con un pequeño depósito de almacenamiento. De acuerdo al modelo, la capacidad puede variar y en lugar de vaciar todo el contenido en un vaso, se puede dejar en el equipo. En este caso, la tapa es la pieza que mantendrá aislado el líquido en el interior y evitará que las moscas u otros insectos toquen el extracto de la fruta, al tiempo que frena la oxidación del zumo. Además, al colocar la tapa, se evita que las piezas internas del exprimidor se contaminen. 

Q5: ¿Con qué limpiar un exprimidor de acero inoxidable?

Estos son los más sencillos de limpiar. Hay quienes optan por usar un paño húmedo para eliminar los restos de fruta. Sin embargo, si se trata de un modelo con piezas extraíbles, bastará con retirarlas e introducirlas en el lavavajillas. Si no se cuenta con este electrodoméstico, entonces podrás lavarlas de forma manual con agua y detergente para platos. Para evitar inconvenientes, lo prudente es revisar la guía de usuario y conocer las recomendaciones del fabricante para su limpieza.

 

Q6: ¿Cuál es el exprimidor más silencioso?

Los exprimidores manuales son los más silenciosos porque no incluyen un motor que emita ningún tipo de ruido. Sin embargo, su eficiencia puede ser limitada a una cantidad de zumo específico porque su uso agota al usuario. Por el contrario, los modelos eléctricos tienen un rendimiento mayor y su rapidez varía de acuerdo a la potencia, por lo que se gana tiempo. Muchas alternativas eléctricas son silenciosas. De hecho, algunos fabricantes alertan en el paquete sobre los decibelios que se producen durante su funcionamiento.

 

Q7: ¿Cómo hacer un exprimidor de naranjas casero?

Para esto necesitarás contar con dos botellas de agua vacías y limpias, de tamaños distintos (una más grande que el otro), un cúter y una varilla de madera. Retira la tapa de ambas botellas. Con ayuda del cúter, en la más grande deberás cortar la parte de abajo hasta que queda abierta. Seguidamente, introduce el botellín de menor tamaño por este orificio, con la boquilla hacia abajo (ambas boquillas deberán quedar hacia el mismo lado). Luego, atraviesa con la varilla de madera ambos botellines en la mitad. Coloca un vaso bajo la boquilla del nuevo exprimidor, corta una naranja y comienza a extraer su jugo colocándola en la parte posterior y ejerciendo presión para que el zumo salga.    

 

Q8: ¿Cómo exprimir naranjas sin exprimidor?

Primero toma la naranja y dale un par de golpes contra una superficie firme para que esté más blanda y se pueda aprovechar mejor el zumo. Corta la fruta a la mitad, toma un vaso y un tenedor. Sujeta la mitad de la naranja en una mano y, con el tenedor en la otra, haz presión sobre la naranja. El líquido comenzará a gotear, por lo que deberás tener el vaso justo abajo.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS