Preguntas más frecuentes sobre Salvamanteles

Última actualización: 25.01.23

 

Q1: ¿Cómo utilizar un salvamanteles?

Para comenzar a utilizar tu salvamanteles deberás retirar todo el papel de embalaje, revisar que la estructura se encuentre en buen estado y seguidamente dar lectura al manual de instrucciones incorporado. De esta manera, podrás familiarizarte con el producto y conocer detalles acerca de la forma correcta de limpiarlo y la temperatura que es capaz de soportar, entre otros aspectos.

Si tu salvamanteles es metálico, seguramente necesitarás colocarle a sus bases las gomas de seguridad incorporadas antes de usarlo. Por su parte, los modelos de madera, ratán o sintéticos pueden ser empleados de inmediato para colocar sobre ellos los platos, sartenes, ollas y recipientes del área de la cocina. Además, si el equipo es de silicona, su función irá más allá, porque podrás usarlo como superficie de agarre para objetos calientes.

 

Q2: ¿Cómo limpiar un salvamanteles?

La limpieza de tu salvamanteles dependerá del material con el que ha sido fabricado, ya que no todos los productos son adecuados para ser expuestos directamente al agua. En este sentido, si se trata de un salvamanteles de mimbre, acero inoxidable o madera, lo recomendable es frotar un paño húmedo a lo largo y ancho de la estructura para eliminar la suciedad. Si lo deseas, puedes aplicar algún producto profesional para dicha superficie, que cree una película protectora para evitar que la suciedad y la grasa se arraiguen fácilmente.

Por otra parte, si se trata de un salvamanteles sintético, podrás aplicar detergente con una esponja y retirar los excesos bajo el grifo. De igual manera, tienes la posibilidad de incorporar las piezas al lavavajillas, según lo pautado por el fabricante en el manual de instrucciones.

 

Q3: ¿Cómo hacer salvamanteles originales?

Existen muchos portales especializados en el tema de los salvamanteles, en los que podrás encontrar una serie de diseños bastante originales. Lo mejor es que puedes realizarlos tú mismo, ya que en dichos sitios web te explican paso a paso su fabricación. En este sentido, sólo necesitarás precisar el modelo que más te guste y reunir los materiales necesarios.

Entre los diseños más fáciles de construir destacan los salvamanteles de bambú y los que se forman a partir de la unión de una soga en espiral. Igualmente, están los de vinilo y madera, que requieren un poco más de trabajo, pero también resultan sencillos de fabricar.

 

Q4: ¿Cuál es el mejor material para un salvamanteles?

Los materiales empleados para la fabricación de los salvamanteles suelen ser bastante variados, por lo que podrás encontrar modelos de madera, mimbre, soga, bambú, acero inoxidable. Igualmente, están los de tipo sintético en PVC, silicona alimentaria, polipropileno y vinilo.

Cada uno de estas materias primas les brindan a los diseños características especiales en lo que respecta a su resistencia, aislamiento del calor, método de limpieza y almacenamiento. En este sentido, sería injusto decir que alguno de ellos es mejor que otro, ya que todos son materiales con grandes propiedades.

 

Q5: ¿Qué temperatura soporta un salvamanteles?

Si bien los salvamanteles se caracterizan por tener un determinado nivel de aislamiento al calor, también es cierto que no todos los modelos son capaces de soportar la misma temperatura. En este sentido, todo dependerá del tipo de material con el que ha sido fabricada la estructura.

Generalmente, los salvamanteles son capaces de resistir temperaturas de entre 100 y hasta 250 °C, por lo que deberás corroborar dicha información y seleccionar el que más se adapte a tus necesidades de uso. Así, evitarás inconvenientes al utilizar los salvamanteles.

Q6: ¿Qué medidas tienen los salvamanteles individuales?

Las dimensiones de los salvamanteles, al igual que su diseño, materia prima de fabricación y nivel de aislamiento térmico, pueden variar significativamente. Por ejemplo, encontrarás modelos circulares con un diámetro de 25 a 35 centímetros, mientras que los manteles rectangulares pueden variar de 18  hasta 50 centímetros.

De esta manera, dispondrás de numerosas opciones para seleccionar el formato que mejor se adapte a tus necesidades de uso, ya sea para el área de la cocina, el comedor o cualquier mesa auxiliar del hogar a manera de elemento decorativo.

 

Q7: ¿Es seguro usar un salvamanteles de metal en mesas de cristal?

Si tienes dudas acerca de qué tan seguro es utilizar un salvamanteles de metal sobre una superficie de cristal, no tendrás que preocuparte, ya que su uso es completamente seguro. Esto se debe a que dichas estructuras incorporan a sus bases revestimientos de goma con propiedades de aislamiento término, que mantendrán resguardado el cristal del deterioro causado por la transmisión del calor.

En todo caso, deberás mantenerte atento a que dichas áreas sintéticas hayan sido incorporadas al producto y que se mantengan en buen estado. De lo contrario, tendrás que reemplazarlas para evitar inconvenientes.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS