¿Qué diferencia hay entre un horno pirolítico, de vapor y de convección?

Última actualización: 05.12.22

 

En la actualidad, encontramos en el mercado diferentes opciones en cuanto a hornos. Hay modelos pirolíticos, de convección y de vapor, pero ¿cómo saber cuál conviene? A continuación, veremos las ventajas e inconvenientes de cada opción para que sepas a qué atenerte y tomes la mejor decisión.

 

Es posible que haya llegado la hora de sustituir tu antiguo horno por otro nuevo. Este electrodoméstico tiene una vida útil de entre 15 y 20 años, así que si estás notando que falla últimamente y ha transcurrido más o menos este tiempo desde que lo compraste, quizás toque cambiarlo. En este punto, puede que te sientas abrumado por la variedad de modelos existentes en el mercado. ¿Qué conviene más: un horno pirolítico, de vapor o de convección? Lo mejor es consultar los pros y contras de cada tipología.

 

Qué es y cómo funciona un horno pirolítico

Los hornos pirolíticos son, por lo general, hornos multifunción. Esto significa que van más allá de los modelos convencionales. A diferencia de estos últimos, sirven para preparar un buen número de platos, ya que no proporcionan calor para cocinar únicamente, sino que disponen de grill y otras funcionalidades. Además, dado que entre sus cualidades está la circulación del aire de manera más uniforme en el interior del horno, posibilitan cocinar tanto en la bandeja de arriba como en la de abajo a la vez. Esto se traduce en una mayor optimización del tiempo y son especialmente útiles si necesitas preparar alimentos para varios comensales. En definitiva, permiten cocinar platos más complejos.

Pero aparte de su carácter multifunción, incorporan la opción de pirólisis. Este término alude básicamente a la capacidad del horno de autolimpiarse. Se trata de un extraordinario avance que, para muchas personas, es innegociable. No en vano, una de las tareas más tediosas en la cocina es precisamente la limpieza del horno, sobre todo cuando este está muy sucio, por lo que deshacerse de esta labor representa una inmensa ventaja.

La pirólisis es una interesante función que autocalienta el horno a una temperatura muy elevada, habitualmente a alrededor de 500ºC, durante un tiempo prolongado. Esto hace que los residuos y grasa se conviertan en cenizas, por lo que bastará con que las retires con un trapo. Para que esta alta temperatura no traspase el horno y transforme la cocina en una sauna, estos electrodomésticos suelen disponer de un cristal con grosor especial.

Qué es y cómo funciona un horno de vapor

Los hornos de vapor no son los más populares entre los ciudadanos de a pie, si bien sí representan una opción a considerar. Generalmente, los mejores hornos pirolíticos del 2022 incorporan esta función, pero también es posible identificar modelos solo a vapor.

Estos electrodomésticos proponen una preparación de los alimentos mucho más saludable y, además, manteniendo intacto su sabor. La gran ventaja es que permiten escoger entre diferentes niveles de vapor, en función del alimento a cocinar. Esto significa que puede prepararse en el horno prácticamente cualquier plato. Otra ventaja es que el resultado es mucho más profesional, de ahí que la función de vapor sea una de las que no pueden faltar en la cocina de un restaurante. Debido al modo de preparación, también facilita ostensiblemente las digestiones. No olvides que no solo permanece inalterable el sabor de los ingredientes, sino también sus vitaminas y propiedades.

Una última ventaja está relacionada con el mantenimiento y la limpieza del horno. En este tipo de electrodomésticos, estas tareas no resultan en absoluto complejas, ya que basta con frotar levemente con un trapo previamente humedecido y un poco de jabón para eliminar los restos de comida. Y sí, esta labor se ve facilitada gracias al vapor.

 

Qué es y cómo funciona un horno de convección

Por último, nos topamos con una de las alternativas más populares en el mercado en la actualidad. Los hornos de convección están dotados de un sistema que hace que el aire circule en el interior de forma homogénea, por lo que distribuye el calor hasta el último rincón. Este mecanismo se traduce en una fórmula para cocinar los alimentos más rápida y uniforme, permitiendo incluso cocinar a la vez tanto en la bandeja superior como en la inferior. De este modo, podrás aprovechar al máximo el horno para preparar tus platos favoritos.

La convección es una característica que, poco a poco, van añadiendo los mejores hornos a sus funcionalidades, pues supone un enorme avance en el ámbito.

Al circular el aire caliente alrededor de los alimentos, la duración del cocinado se reduce bastante, por lo que tendrás un resultado perfecto dedicando un menor tiempo.

En conclusión, su principal ventaja es que son más rápidos que otros tipos de horno, gracias a la óptima distribución de aire caliente en su interior. Así, obtendrás alimentos dorados por fuera y en su punto por dentro.

Los inconvenientes de cada tipología

Acabamos de ver las ventajas y el funcionamiento de cada horno, así que es el momento de examinar los inconvenientes. Estos también deben tenerse en cuenta para evitar sorpresas desagradables.

En primer lugar, vamos a referirnos a los hornos pirolíticos. Ya hemos conocido su función estrella, la pirólisis. Esta resulta tremendamente útil, pero dado que hace que el horno trabaje a altas temperaturas, también podría encarecer la factura de la electricidad.

En segunda instancia, están los hornos de vapor. Su principal inconveniente es, quizás, que son los modelos más caros, algo que puede comprenderse si atendemos a que son supereficientes. No obstante, no son aptos para cualquier bolsillo.

Por último, tenemos los hornos de convección. Podríamos decir que su desventaja más acusada es que sus dimensiones son mayores que las de cualquier otra tipología, lo que quiere decir que deberás disponer de una cocina mucho más espaciosa. Quizás no sean hornos, por tanto, apropiados para las cocinas más pequeñas. También su precio es sustancialmente más alto que el de los hornos convencionales.

Examinados los pros y contras de cada modelo, ¿ya sabes cuál prefieres tú?

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS