Receta de alitas de pollo

Última actualización: 26.09.22

 

Alitas de pollo al ajillo

Receta de alitas de pollo fritas
Tiempo de preparación45 mins
Tiempo de cocción15 mins

Ingredientes: 

  • 20 alitas de pollo aproximadamente
  • 8 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1 cucharadita de romero
  • 1 vaso de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta

Cortamos las alitas y retiramos las puntas, así como los restos de plumas y otros elementos que hayan podido quedar en ellas. Las salpimentamos.Por cierto, recuerda que el pollo no debe lavarse.

Echamos un buen chorro de aceite de oliva en una sartén de tamaño adecuado y ponemos los dientes de ajo picados. El fuego de la placa de inducción, o la que estés utilizando, debe estar suave. La idea no es dorar el ajo, sino conseguir que sus aromas pasen al aceite, así que un exceso de calor puede arruinar el plan. Con unos tres minutos es suficiente para lograrlo. A continuación, retiramos el ajo, reservándolo para más adelante.

En este mismo aceite que hemos aromatizado pondremos las alitas y las freiremos a fuego fuerte. En general, suelen bastar unos 10 minutos para que queden bien, doradas por fuera y bien hechas por dentro. Procura no apelotonarlas demasiado, para que se frían de una manera homogénea.

Terminada la fritura y, sin sacar las alitas, añadimos de nuevo el ajo con el que habíamos aromatizado antes el aceite. Ahora sí es momento de dorarlo y dejarlo crujiente, por lo que bastan unos segundos para que quede con este punto. 

Añadimos el vaso de vino blanco a la sartén y mezclamos bien todo para que se unan los sabores. Dejamos que el plato se cocine durante dos o tres minutos, que es el tiempo necesario para que el alcohol se evapore y deje solo su sabor en la salsa para alitas de pollo.

Retiramos del fuego, emplatamos en una fuente y rematamos el plato con un toque de tomillo y otro de romero, al gusto. Esta receta para cocinar alitas de pollo admite diferentes variedades según las hierbas que emplees, por lo que puedes usar también perejil, hierbas provenzales o cualquier otra que te interese.

Si no sabes cómo hacer alitas de pollo, esta receta es una de las formas más sencillas y más sabrosas para elaborarlas. En cuanto a su acompañamiento, dejando de lado las patatas fritas de siempre, puedes recurrir a unas patatas asadas, una buena ensalada o bien un plato de verduras salteadas. El complemento ideal para rematar un plato muy agradable y nutricionalmente equilibrado.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS