Receta de calabacín al horno

Última actualización: 09.12.22

 

Calabacín al horno - receta fácil

Calabacín al horno con queso parmesano
Tiempo de preparación45 mins
Tiempo de cocción30 mins
Número de comensales: 4

Ingredientes:

  • 2 calabacines
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1 cucharadita de orégano
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Una pizca de pimienta negra
  • Sal al gusto
  • Queso parmesano fresco

Existen muchas maneras de como cocinar calabacín, una de ellas es llevándolo al horno. Por ello, esta es una de las recetas con calabacines más fáciles de hacer, ya que no requiere de experiencia culinaria ni de costosos ingredientes para su preparación. El resultado es un plato saludable, delicioso y bajo en calorías.

Primeramente, selecciona dos calabacines preferiblemente que no sean gruesos; la idea es que cuando los cortes en bastones no queden muy grandes. Lávalos bajo el grifo, sécalos y procede a quitar sus extremos.

Seguidamente, deberás obtener los bastones. Para ello, inicia cortando longitudinalmente cada calabacín en 2 partes. Después, corta estas partes a la mitad y así mismo vuelve a cortar nuevamente. De cada porción original del calabacín, debes conseguir hasta 8 bastones; la apariencia será semejante al de unas patatas fritas.

A continuación, en un plato hondo mezcla los bastones de calabacín con el ajo en polvo, el tomillo, el orégano, la sal, la pimienta negra y el queso parmesano. Una recomendación es comprar un trozo de queso y rallarlo antes de la preparación, ya que de esta manera ofrece un mejor aroma y sabor; además, podría aguantar por más tiempo.

Agrega a esta mezcla un poco de aceite de oliva extra virgen y con una espátula de cocina revuelve todos los ingredientes. Debes asegurarte que el calabacín con queso parmesano se impregne con todas las especias y condimentos. Una vez mezclado, conserva la preparación.

Ahora procede a precalentar el horno de convección a 200°C, activando la función de ventilador y calor tanto arriba como abajo. Mientras el aparato calienta, utiliza una de sus bandejas y cúbrela con papel para hornear; esto evita que los bastones de calabacín se peguen. Coloca seguidamente los bastones separados sobre la bandeja. Podrás ponerlos bien sea lateralmente o con la piel hacia abajo.

El siguiente paso, es llevar el calabacín al horno teniendo precaución de poner la bandeja en una altura media. El tiempo estimado para este plato es de 30 minutos; sin embargo, para conseguir una textura crujiente por ambos lados, debes voltearlos a los 15 min de iniciado su periodo de horneado; para ello, podrías ayudarte con una pinza de cocina.

Pasado el tiempo de cocción del calabacín, procede a retirarlo del horno y a servir de inmediato. Recuerda que debes poner más queso rallado sobre los bastones y luego llevarlos a la mesa para aprovechar su textura crujiente, su sabor y aroma de un plato recién horneado.

Podrás usarlos como guarnición acompañando alimentos como el pescado o la carne; aunque también resultan excelentes como aperitivo. Además, podrás variar algunos ingredientes de esta receta y ponerle pimientos o curry.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS