Receta de tarta de queso japonesa

Última actualización: 09.12.22

 

Tarta de queso japonesa fácil

Receta de cheesecake japonés
Tiempo de preparación1 hr 40 mins
Tiempo de cocción50 mins
Número de comensales: 10

Ingredientes: 

  • Queso crema: 250 gr
  • Azúcar: 150 gr
  • Leche: 100 ml
  • Harina: 70 gr
  • Mantequilla: 50 gr
  • Maicena: 50 gr
  • 8 yemas de huevo 
  • 8 claras de huevo
  • Pizca de sal
  • Medio limón (zumo)
  • Cremor tártaro: ¼ de cucharadita
 

Otros ingredientes: 

  • Azúcar glass (solo para decoración)

Cada cultura se caracteriza por los sabores de su gastronomía. Japón, en particular, se destaca por sus postres de sabor suave, dulzor poco acentuado y texturas exquisitas. Te invitamos a probar la siguiente receta de cheesecake, que ha dado la vuelta al mundo conquistando paladares. Se trata de un bizcocho japonés muy esponjoso, elaborado con poca harina, pero muy rico en proteínas. Sin más, vamos a por la receta.

 

Aspectos importantes

Debido a que el proceso más importante para lograr un cheesecake japonés alto y esponjoso es batir, te recomendamos tener a mano un dispositivo de buena calidad. Puede tratarse de un robot de cocina o una batidora Bosch, por mencionar algunos ejemplos.

Por otro lado, el molde que necesitarás para cocinar esta receta deberá ser de, aproximadamente, 20 cm de diámetro por 7,5 cm de alto. Si es desmontable, mejor (solo deberás asegurarte de poner papel aluminio debajo para sellarlo). También, consigue un poco de papel vegetal y córtalo en una tira larga de aproximadamente 12 cm de altura (para añadir altura al molde).

Prepara los ingredientes

Antes de comenzar, verifica que los huevos, mantequilla y el queso crema estén a temperatura ambiente. Te recomendamos sacarlos del refrigerador una hora antes de preparar tu pastel de queso.

A continuación, pesa las harinas, pásalas por un tamiz y mézclalas muy bien. Reserva estos ingredientes, por el momento.

 

Realiza las mezclas

En un bowl coloca la mantequilla y el queso crema, para batirlos por un tiempo aproximado de 5 minutos. Agrega las yemas, el zumo del limón y, por último, la sal. Deberás continuar batiendo por un par de minutos más. A continuación, incorpora las harinas poco a poco. Esta mezcla también la reservamos y ponemos a calentar el horno a una temperatura de 160 grados, introduciendo una bandeja con agua (este pan japonés se cocina a baño María).

Para que la tarta japonesa quede bien esponjosa, el secreto está en montar las claras en un bowl completamente limpio. Si no tienes uno extra, deberás asegurarte de lavar muy bien el que has utilizado previamente. En él pon las claras y  bate hasta que espumen. Después, añade el cremor tártaro y el azúcar mientras continúas batiendo hasta que se formen picos.

Ahora, integra las dos mezclas que has realizado, llevando a cabo movimientos envolventes, suaves y constantes. Prepara el molde colocando el papel vegetal dentro y vierte la mezcla. Lleva el molde al horno, colócalo dentro de la bandeja de agua y cocina por un tiempo de 50 minutos o hasta que al introducir la brocheta salga limpia.

Para evitar que tu tarta de queso japonesa se baje, al terminar la cocción deberás abrir solo un poco el horno y esperar 5 minutos. Después desmolda y decora con el azúcar glass. Ahora, simplemente ¡disfrútalo!

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS