Recetas con acelgas

Última actualización: 26.09.22

 

Las acelgas son verduras que deberían ser parte de la dieta de todas las personas, pues son alimentos que ofrecen gran cantidad de nutrientes hasta en las porciones más pequeñas. Por eso, siempre es bueno tener un par de recetas bajo la manga, que te ayuden a comer delicioso sin descuidar la salud.

Cuando se trata de lograr una alimentación saludable, uno de los pilares fundamentales para lograr esto es consumir una gran cantidad de vegetales, pues estos son alimentos naturales bastante completos nutricionalmente, que logran brindar diferentes vitaminas, minerales y otros elementos importantes que te ayudarán a mantenerte siempre sano.

Entre todos los vegetales que existen, las acelgas rojas y verdes son dejadas de lado muchas veces. Esto puede ser por su fuerte sabor o porque las personas simplemente no se atreven a probarlas debido a su aspecto. Sin embargo, comer acelgas esparragadas o un puré de acelgas podría realmente afectar de forma positiva a tu organismo, debido a las propiedades nutritivas de este vegetal.

 

¿Qué beneficios ofrece el consumo de acelgas?

Cocinar acelgas de vez en cuando puede ser una buena manera de mantenerte saludable mientras que comes platos deliciosos.

Una porción de acelgas cocidas te brindará un porcentaje significativo de vitaminas A, B, C, E y K. Además, también te proporcionará ácidos grasos Omega-3, luteína, flavonoides, zeaxantina y el famoso ingrediente de las zanahorias: el betacaroteno. A su vez, también es una fuente nutritiva en minerales como el sodio, potasio, fósforo, hierro, cobre y calcio.

Y, aunque brinda todo esto, cada porción de 100 gramos solo trae 19 kcl, por lo que te dará todas esas vitaminas sin afectar tu peso ideal.

¿Cómo preparar acelgas?

Si no sabes cómo cocinar acelgas no debes preocuparte, pues existen recetas realmente fáciles de preparar. De esa manera, no deberás esforzarte para poder comer esta deliciosa verdura y disfrutar de sus beneficios.  De hecho, todo es tan sencillo que un cuchillo de caza al estar de camping será todo lo necesario para cortar una acelga y hacer una receta con ella.

 

1. Acelgas rehogadas con pimentón y patatas

Para potenciar el valor nutritivo de las acelgas tienes esta brillante receta que complementa el vegetal para que comas las acelgas con patatas y pimentón.

Ingredientes:

 – 1 kg de acelgas

 – 1 cebolla grande

 – 1 cdita de pimentón dulce

 – 2 dientes de ajo

 – 3 patatas grandes

 – Aceite de oliva extra virgen

 – Sal

 

1. Antes de cocer las acelgas debes primero cocinar las patatas y, para esto, tienes dos formas. Recomendamos hacerlas al vapor, sin embargo, si prefieres utilizar agua hirviendo, también puedes hacerlo. 

Lava muy bien las patatas para quitar la tierra y cualquier otro tipo de suciedad y colócalas en el microondas durante unos 8 minutos a máxima potencia. Recuerda utilizar siempre un estuche apto para la cocción al vapor. 

2. Mientras que esperas por las patatas, llena una olla con agua y enciende a fuego alto, añadiendo una cucharadita de sal.

2. Cuando ya pase el tiempo del microondas, saca las patatas y pínchalas con un tenedor para asegurarte de que están cocidas. Si no lo están, entonces cocínalas por unos minutos más. El microondas es opcional, pues este paso puedes realizarlo en placa de inducción o cocina a gas por igual.

4. Corta los tallos de las acelgas y divídelas en dos partes: hojas y pencas. Lava todo muy bien y déjalas en un recipiente con agua fría para que se limpien. Después de eso, corta todo en trozos.

5. Al ya hervir el agua, introduce las pencas, espera que vuelva a hervir y, después de cinco minutos, introduce las hojas.  Después de otros cinco minutos, vierte el contenido en un escurridor para que las acelgas boten el exceso de agua. 

6. Pela los dientes de ajo y córtalos en rodajas, para después pelar las patatas y cortarlas a la mitad. Pela también la cebolla y pícala en juliana. 

7. Toma una sartén, añade aceite y agrega el ajo, la cebolla y una pizca de sal. Cocina esto hasta que se doren los vegetales. 

8. Añade las patatas y el pimentón, y cocina por dos minutos a fuego bajo. 

9. Por último, incorpora las acelgas, añade un poco de sal y verifica que el tiempo de cocción de las acelgas no sea mayor a cinco minutos. Al terminar, sirve.

2. Acelgas salteadas con ajo

Si estás a dieta y deseas comer algo rápido y nutritivo, entonces esta receta es adecuada para ti.

Ingredientes:

 – Aceite

 – 2 dientes de ajo

 – 2 patatas medianas

 – 400 gramos de acelgas

 

Para cocer acelgas:

1. Lava las acelgas, quítale las pencas y guárdalas.

2. Corta las hojas en trozos de 2 cm, aproximadamente.

3. Rehoga las acelgas durante tres minutos, llenando de agua la cazuela hasta cubrir las verduras.

4. Cocina a fuego alto por 10 minutos, aproximadamente, y pasa a escurrir las acelgas al terminar.

 

Saltear las acelgas con ajo:

1. Pela los ajos y procede a cortarlos en rodajas para luego reservar.

2. Toma una sartén, añade una cucharada de aceite y al tener el fuego al máximo, añade el ajo al aceite y seguidamente, si ya están bien escurridas, añade las acelgas.

3. No dejes de mover los alimentos para que no se quemen y listo. 

Esta receta puede complementarse con champiñones, jamón y otras verduras que podrían hacer el plato aún más rico. 

 

3. Tortilla de acelgas

Nada más fácil que una tortilla y, con tan solo añadir un poco de acelgas, podrás elevar su valor nutricional de forma exponencial.

Ingredientes

 – ½ cebolla

 – 1 diente de ajo

 – 4 huevos

 – 500 gramos de acelga

 – Sal

 – Pimienta

 – Aceite de oliva extra virgen

1. Para empezar, lava las acelgas, escúrrelas y córtalas en trozos pequeños. Se recomienda cocinarlas en el microondas para intentar conservar la mayor cantidad de nutrientes. El tiempo de cocción para las acelgas debería ser de unos 4 minutos.

2. Trocea las cebollas y los ajos, mientras que añades aceite a una sartén. Primero pocha las cebollas por dos minutos y, al agregar el diente de ajo, cocina por otro minuto y medio.

3. Añade las acelgas a la sartén y saltéalas por unos 4 minutos, siempre a fuego bajo.

4. En un recipiente bate los huevos, sazonando con sal y pimienta. Después, vierte la mezcla al sartén, despacio.

5. Permite que la tortilla cuaje y, cuando ya esté, ladea la sartén con delicadeza para verter el aceite en un vaso. Al hacer esto, ya voltea la tortilla ayudándote con una tapa o un plato. 

6. Añade el aceite para que se siga cocinando por el otro lado y espera a que dore. Cuando esté lista, solo sirve.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS