Top 5 recetas con brócoli

Última actualización: 26.09.22

 

El brócoli es una verdura con muchas propiedades beneficiosas para la salud y también una de las más económicas del mercado. Es un alimento muy sencillo de cocinar, ya que se puede preparar de muchas formas diferentes, desde las más simples hasta algunas propias de un chef. En este artículo, explicaremos algunas formas de preparar el brócoli para que disfrutes de todo su sabor.

 

En Internet puedes encontrar muchas recetas de brócoli para adelgazar, así como ideas en 5 minutos para niños, que suelen resistirse a comer esta verdura tan saludable. En este sentido, las calorías del brócoli son realmente bajas (34 calorías cada 100 gramos). Por si fuera poco, el consumo de brócoli es muy beneficioso durante las primeras semanas de gestación. Al mismo tiempo, es una gran ayuda para las mujeres que desean quedarse embarazadas, ya que es una fuente del mejor ácido fólico en forma de folatos, proporcionando entre 60 y 160 microgramos, una tercera parte de los que se necesitan al día (400 microgramos).

Además, preparar el brócoli es muy sencillo. Por ejemplo, si te gustan los sabores simples, puedes cocinar el brócoli salteado, solo con aceite y sal o, si lo prefieres, puedes preparar una crema de brócoli sencilla, que apenas te llevará unos minutos y supondrá un excelente plato para una fría noche de invierno o para una calurosa noche de verano si dejas que se enfríe. Por otra parte, también puedes cocinar el brócoli hervido para minimizar las grasas o utilizar un horno de convección para preparar recetas muy sabrosas.

Si quieres saber cómo cocinar brócoli, a continuación encontrarás cinco recetas con verdura que te encantarán:

 

Brócoli gratinado al horno

Si estás buscando recetas con brócoli para niños, esta podría ser tu mejor opción, ya que nadie podrá resistirse al sabor del brócoli con queso. Para los pequeños de la casa, esta verdura aporta vitaminas y fibra, así como una amplia gama de minerales. 

Este es uno de los platos con brócoli más sencillos de preparar, ya que no te llevará más de 30 minutos y los ingredientes para 2 comensales son:

  • 300 gramos de brócoli.
  • 160 ml de nata líquida para cocinar.
  • 200 gramos de queso parmesano.
  • Sal.
  • Pimienta.

Para esta receta, queremos el brócoli rehogado, por lo que empezaremos por hacer hervir agua en una olla, con una pizca de sal y cocinaremos la verdura durante 5 minutos. Una vez cocinado, deberás cortarlo y colocarlo por capas sobre una bandeja de horno, añadiendo sal y pimienta. Entre cada capa de brócoli, se extiende otra de nata y queso parmesano mezclado.

Para finalizar, cubre con una mezcla de nata y queso y cocina al horno durante 15 minutos a 200 grados o hasta que el queso esté gratinado y tenga un aspecto crujiente. 

Arroz con brócoli y pollo

Entre las recetas con brócoli fáciles que puedes encontrar, esta de arroz es una de las más sabrosas. Los ingredientes para dos comensales son:

  • 1 vaso de arroz integral.
  • ½ brócoli.
  • 2 dientes de ajo machacados.
  • 4 cucharadas de aceite de oliva.
  • 1 cebolla picada.
  • 2 vasos de agua hirviendo.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • 2 filetes de pechuga de pollo.

Para empezar, deja el arroz integral en agua durante 3 o 4 horas. A continuación, pica la cebolla muy fina y echa a sofreír en una sartén con aceite caliente, cuando empiece a transparentar añade agua caliente y condimenta con sal al gusto. Justo después del agua, añade el arroz y sube el fuego hasta que hierva. Cuando rompa a hervir, baja el fuego y añade los ajos pelados.

Mientras se hace el arroz, corta y limpia el brócoli. Puedes tener el brócoli cocido junto con el arroz o cocerlo aparte. Si decides hacerlo junto al arroz tendrá más sabor, pero tendrás que agregar un poco más de agua. Cuando empiece a hervir, baja el fuego al mínimo, tapa la olla y deja que se cocine 15 o 20 minutos, hasta que no quede agua.

Aprovecha para cocer el pollo, córtalo a tiras y saltéalo en una sartén con aceite caliente. Para finalizar, tendrás que cocinar el pollo salteado junto con el resto y añadir la pimienta al gusto.

 

Brócoli con mayonesa

Si buscas cómo preparar brócoli para entrantes, en menos de 15 minutos puedes preparar este plato que es sencillo, sabroso y rápido. Los ingredientes para dos comensales son:

  • 1 brócoli entero.
  • Sal.
  • Agua.
  • Mayonesa.

Empezamos limpiando el brócoli bien y cortándolo por ramilletes. Seguimos colocando una olla con sal y agua abundante en el fuego hasta que hierva, cuando rompa a hervir añadimos la verdura y cocemos durante 10 minutos aproximadamente o hasta que quede muy blando. Escurrimos y reservamos.

Para finalizar, ponemos el brócoli en un recipiente y añadimos la cantidad de mayonesa que queramos.

Brócoli con queso y pavo

Otro plato de verduras muy simple y nutritivo. Sus ingredientes para dos comensales son:

  • 1 kilogramo de brócoli.
  • 2 lonchas de pavo.
  • 25 gramos de queso rallado.

Empezamos cortando el pavo en taquitos y lo salteamos en una sartén con aceite caliente. Mientras tanto, cocemos el brócoli en una olla con agua durante 10 minutos, hasta que quede blando. Al terminar, se debe escurrir bien la verdura y lo echaremos en la misma sartén que el pavo y salteamos los dos ingredientes juntos. 

Cuando empiecen a coger color, añade el queso y deja que se funda un poco. Sirve en un plato y disfruta.

 

Sopa de brócoli

La sopa de brócoli es una receta muy nutritiva, con mucho sabor y que no te tomará más de 45 minutos. Sus ingredientes para cuatro comensales son:

  • 1 brócoli entero.
  • 2 zanahorias.
  • 1 puerro.
  • 100 gramos de guisantes.
  • 1 rama de apio.
  • 1 pastilla de caldo de verduras.
  • Pimienta.
  • Aceite.
  • Sal.

Empezamos lavando todas las verduras. Seguimos picando el puerro y lo echamos en una olla con aceite para pochar. A continuación, cortamos el brócoli y el resto de ingredientes en trozos pequeños y los agregamos a la olla. Cuando se hayan pochado todos, añadimos agua hasta que las cubra por completo. Al romper a hervir, añade la pastilla de caldo y la pimienta al gusto. En este punto, debes dejar cocinar las verduras hasta que queden tiernas.

Cuando lo estén, prueba el caldo y rectifica la sal. Para finalizar, puedes servir la sopa tal cual o puedes triturar todo, para obtener una textura más cremosa. 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS