5 recetas de berenjenas

Última actualización: 26.09.22

 

La berenjena es una verdura carnosa y con un gran sabor. Además, es muy fácil de preparar y se trata de un alimento muy saludable, con una gran cantidad de vitaminas A, B1, B2, C, ácido fólico y minerales como el potasio, el calcio, el magnesio o el hierro. En este artículo, vamos a ver algunas recetas sencillas para que disfrutes de sus propiedades.

 

Cocinar berenjenas es muy sencillo, ya que se pueden preparar de infinidad de maneras diferentes, puedes optar por asarlas en una plancha con su piel y un poquito de aceite, también puedes las puedes preparar gratinadas en el horno o rebozarlas y freírlas. Las hagas como las hagas, se trata de un alimento muy nutritivo y de gran sabor.

Los platos con berenjenas, además de muy ricos, son excelentes para prevenir enfermedades del corazón, osteoporosis o artritis, gracias a las propiedades de esta planta. Además, por si no tienes bastante con todo eso, es también un alimento bajo en grasas, con mucha agua y apenas 38 calorías, por lo que las recetas con berenjenas asadas te permitirán también mantener la línea o incluso perder peso. Eso sí, nunca te la comas cruda, ya que puede resultar muy indigesta.

A continuación, te presentamos algunas recetas fáciles y rápidas que te enseñarán cómo hacer berenjenas y disfrutar a tope de su sabor único.

 

Berenjenas rellenas al microondas

Con esta receta podrás cocinar berenjenas en el microondas sin perder ni una gota de sabor. Además, al hacerlas al micro, ahorrarás tiempo, ya que apenas tardarás más de 30 minutos en prepararlas.

Los ingredientes para dos personas son:

  • 2 berenjenas. 
  • 2 huevos.
  • 2 latas de atún.
  • 1 bote de tomate frito.
  • 50 g de queso rallado o para fundir.

Para preparar estas berenjenas rellenas fáciles y rápidas, empezaremos por cocer los huevos hasta que estén duros. Cuando estén hechos, los sacamos y dejamos reposar. Mientras se cuecen los huevos, lava las berenjenas y córtalas a lo largo, haz varios cortes sobre la carne y báñales con un poquito de aceite. 

Pon las berenjenas en un recipiente con tapa apto para microondas y cocina a máxima potencia (800 o 900 W) durante 12 minutos. Mientras se hacen, en un bol coloca el atún de dos latas y los huevos hervidos, con cuidado de picarlos bien. Mezcla todo hasta que quede una pasta uniforme. Cuando las berenjenas estén hechas, sácalas y quita la carne con una cuchara y añádela toda al bol, junto a un par de cucharadas o tres de tomate frito.

Mezcla todo bien y rellena cada una de las berenjenas hasta que queden totalmente llenas. Cúbrelas con queso rallado y vuelve a ponerlas en el microondas para que se gratinen durante 5 minutos. Sácalas y, ¡listo! ya puedes disfrutar de una de las mejores recetas con berenjenas sin horno.

Musaka de atún

La musaka es un plato tradicional de la zona de los Balcanes y del Medio Oriente que tiene infinidad de versiones, pero que siempre tiene la berenjena cocida como principal ingrediente. Es un plato algo elaborado, que te llevará una hora y media de preparar, pero que merece mucho la pena.

Los ingredientes para cuatro comensales son:

  • 2 berenjenas.
  • 1 cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 lata de tomate triturado.
  • 3 latas de atún.
  • 1 pimiento rojo.
  • 1 pimiento verde.
  • Sal.
  • Pimienta
  • Aceite de oliva.

El primer paso es limpiar la berenjena y cortarla en láminas de un buen tamaño. A continuación, puedes optar por cocerla un poco o freirla con un poco de aceite de oliva hasta que quede dorada.

A continuación, pela la cebolla y los ajos, pícalos y échalos a freír en la sartén. Aprovecha para cortar los pimientos en dados y, cuando la cebolla y el ajo empiecen a dorarse, agrega los pimientos y cocina hasta que queden tiernos. Echa el atún, escurriendo el aceite antes, pon sal y pimienta a tu gusto y cubre todo con el tomate. Remueve hasta que los ingredientes se integren.

Mientras se cocinan, aprovecha y prepara una bechamel. La receta es muy sencilla: 50 gramos de mantequilla, 50 gramos de harina y 500 ml de leche, junto con sal y pimienta. Por otra parte, pon el horno de convección a precalentar a 180 grados.

Una vez que todo esté listo, será el momento de poner las berenjenas al horno, montando la musaka. Para ello, en una bandeja de horno coloca la berenjena por capas y, entre cada una, extiende una generosa mezcla de atún, pimientos y tomate. Al final, cubre con la bechamel y añade un poco de queso rallado. 

Con el horno a 180 grados, pon la musaka a una altura media, durante una hora. Al sacarla, deja que repose 15 minutos y a disfrutar.

 

Berenjena a la plancha

Una de las habilidades más básicas de cocina es saber cómo hacer berenjenas a la plancha. Para esta receta necesitas:

  • 1 o 2 berenjenas.
  • Aceite.
  • Sal.

Limpia las berenjenas y córtalas en láminas gruesas o, si lo prefieres, en rodajas. Pon la plancha al fuego y, cuando esté caliente, echa un chorrito de aceite. Pon las láminas de berenjena en la plancha, echa sal y pimienta y deja que se doren, dándoles la vuelta para que se hagan de los dos lados.

 

Berenjena rebozada al horno

Las berenjenas al horno con queso son un plato muy sencillo que gustará a todo el mundo.

Sus ingrediente para dos personas son:

  • 1 berenjena.
  • ½ taza de pan rallado.
  • ½ harina de trigo.
  • ½ queso rallado.
  • Orégano.
  • Pimienta.
  • Sal.
  • Aceite.

Lava la berenjena y córtala en rodajas. A continuación, déjalas en un bol con agua y sal y deja que reposen 10 minutos. Mientras, mezcla en otro recipiente los ingredientes restantes para el rebozado.

Sin secar la verdura, reboza cada trozo y colócalo en una bandeja de horno. Cuando estén todos, vierte un chorrito de aceite y coloca las berenjenas al horno en rodajas durante 20 minutos a 220 grados. Sácalas cuando ya estén doradas.

Tortilla de berenjenas

Este es un plato típico, sencillo y con muy pocas calorías. Sus ingredientes para cuatro personas son:

  • 5 huevos.
  • 1 cebolla.
  • 2 berenjenas.
  • Sal.
  • Aceite de oliva.

Limpia la berenjena y la cebolla, y córtalas en trozos cuadrados y pequeños. En una sartén, con un chorro de aceite añade las verduras y cocina durante 20 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se peguen.

En un bol, pon los huevos y bátelos bien. Añade las verduras cocinadas, remueve, rectifica de sal y, en otra sartén con aceite bien caliente, vierte todo el contenido. Cuando el lado de abajo empiece a estar cocinado, dale la vuelta y deja que se termine de cocinar.

Saca la tortilla de la sartén y listo para comer.

Por último, si te gustan los sabores a brasa, puedes probar a preparar un Baba Granouj, que es una berenjena asada a las brasas junto con una cabeza de ajos, a la que se retira la piel y se mezcla con el ajo, tahini y aceite de oliva. Es un plato de mucho sabor y muy sencillo de elaborar. Además, si cuentas con un aspirador de ceniza no tendrás que preocuparte mucho por limpiar después.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS