Remodelación en la cocina: Inducción, gas o vitrocerámica, ¿qué opción escoger?

Última actualización: 26.09.22

 

Cuando llega el momento de hacer un cambio en nuestra cocina y tenemos algunas dudas que nos impiden escoger el modelo que queremos, debemos analizar cada una de las ventajas que nos puede proporcionar una cocina de inducción, de vitrocerámica o si debemos mantener la que tenemos de gas que nos ha funcionado bien hasta el momento.

 

Antes de realizar cualquier decisión es necesario que verifiques tus necesidades

Esta es la primera recomendación con la que comenzaremos nuestro artículo, ya que es necesario que evalúes qué necesitas en tu cocina para seleccionar algún modelo que pueda complir con tus expectativas. Es decir, si posees una cocina convencional a gas y lo que quieres o necesitas es ahorrar lo más que puedas, el cambio que tanto anhelas es una cocina con placas de inducción o una con vitrocerámica, ya que estos productos son ahorrativos y tienen un bajo consumo, pero también tienes que tener en cuenta hasta cuánto podrás invertir.

Tanto a las cocinas con placas de inducción como a las de vitrocerámica puedes encontrarlas en varias marcas y modelos, pero hay algunas que también las conseguirás en el mercado con precios bajos y otras no tanto, por lo que el monto a invertir juega un papel muy importante al momento de hacer cambios en la cocina. 

 

 

Por lo tanto, te recomendamos primeramente que evalúes el monto que tengas pensado invertir para que dispongas de un poco más de libertad al momento de decidirte por algún modelo en específico.

Aunado a ello, si lo que deseas es mantener el sistema de tu cocina por gas, pero quieres es reducir el consumo te recomendamos lo siguiente:

  • Después de cocinar, limpia las hornillas.
  • Adquiere utensilios de cocina que se calienten de forma rápida y uniforme.
  • Utiliza ollas y cacerolas adecuadas para lo que vayas a preparar.
  • Tapa las ollas cuando estés cocinando para que el vapor reduzca el tiempo de cocción.
  • Controla la temperatura de cada hornilla según lo que estés preparando. Es decir, si hervirás agua ponla a fuego medio para que lo haga más rápido, ya que gastarás menos en comparación si seleccionas fuego bajo.
  • Haz uso de ollas de presión cuando cocines carnes, verduras, sopas y demás alimentos que requieran de más de 1 hora de cocción.
  • Cocina lo suficiente para que puedas comer varias veces.

Con estos consejos que te hemos dado, podrás reducir el consumo de gas desde un 20% a más según la cantidad de personas con las que vivas.

 

¿Qué es una cocina de vitrocerámica?

Este es un producto que utiliza una superficie de vidrio y cerámica para calentar diferentes utensilios de cocina. Además, cuenta con sensores que advierten que la placa está caliente, por lo que podrás reutilizar el remanente de calor para calentar alguna comida rápidamente.

 

¿Qué ventajas tiene el usar una cocina con vitrocerámica?

 

  • Hay variedad de modelos para escoger, por lo que podrás seleccionar alguno según sus dimensiones, la decoración de las paredes y los demás aparatos electrónicos de tu cocina.
  • La mayoría de estos productos son eléctricos, lo que te permitirá disfrutar de un bajo consumo energético, No obstante, también hay algunos modelos que son híbridos, lo que te beneficiará con una reducción de hasta más del 20% de gas natural o butano.
  • La mayoría de los modelos en el mercado cuentan con un sistema de control por tiempo que apagarán los fogones automáticamente, permitiéndote evitar que la comida se pase de cocción, se queme y ahorrar electricidad según el modelo que tengas.

 

 

¿Qué es una cocina con placas de inducción?

Estas son unas superficies completamente lisas semejantes a las vitrocerámicas, pero utilizan un campo electromagnético para calentar los recipientes metálicos que les coloques encima. Es decir, mientras su estructura se mantiene fría, las ollas, sartenes y cacerolas estarán calientes. Por lo tanto, si lo que deseas es hacer un cambio hacia una cocina con placas de inducción, seguramente te debes estar preguntando cuáles serían tus beneficios.

 

Algunas ventajas que poseen las cocinas de inducción

  • Reducción del consumo energético: La mayoría de los modelos cuentan con un temporizador y un control térmico que servirá como asistente para gestionar los alimentos que estés cocinando, lo que ayudará a que estos no se pasen de cocción y no gastes exceso de energía, permitiendo ahorrar hasta un 30% en electricidad.
  • Minimización de accidentes en la cocina: Esto es debido a que, la estructura de la placa de inducción no se calienta, sino que emite un campo electromagnético que solamente proporciona calor a los utensilios de cocina. Además, algunos modelos cuentan con seguro anti-niños.
  • Sistema automatizado: Algunos modelos cuentan con buena tecnología, lo que ayudará a que tengas un sistema automático o un tipo de asistente que controlará la temperatura de los alimentos, el calor de las cacerolas, el tiempo y el punto de ebullición de los líquidos, permitiéndote cocinar con mucha más tranquilidad y eficiencia.

Por lo tanto, si pretendes realizar un cambio en tu cocina, las placas de inducción te ayudarán a reducir el consumo, preparar los alimentos con la temperatura correcta, por lo que con las recomendaciones que te mencionamos anteriormente, podrás decidir cuál es la mejor placa de inducción de relación calidad precio que sea capaz de cumplir con tus expectativas.

 

 

Recomendaciones generales

Si estás buscando una cocina que te permita cocinar los alimentos de una forma inteligente, segura y que sean a un bajo costo energético, las cocinas que cuenten con placas de inducción son una buena alternativa, ya que como mencionamos en sus ventajas anteriormente, te permitirán evitar salpicaduras, alimentos quemados, crudos y controlar el calor interno de los mismos.

Además, si posees en casa una conexión por gas y no deseas hacer mucho cambio, puedes adquirir un modelo que cuente con tecnología híbrida con vitrocerámica y usar esa misma tubería, lo que te ayudará a reducir significativamente el consumo del gas natural o butano.

Por lo tanto, lo mejor es que evalúes tus necesidades y según estas puedas decidir si optar por un tipo de fogón de los que te comentamos o mantener la misma cocina que ya tenías.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS