Tips para limpiar tu vaporera de bambú

Última actualización: 09.12.22

 

Tener una vaporera de bambú es el inicio de un cambio en tu dieta, pues la cocción de alimentos al vapor será mucho más rápida, nutritiva y saludable para toda la familia. Pero, el mantenimiento de este utensilio debe realizarse con mucha cautela para conservarlo en las mejores condiciones de uso y que no se dañe su estructura. 

 

La comida china, además de legendaria, se destaca por ser muy saludable gracias al empleo de técnicas de cocción al vapor en muchas de sus recetas, dichas técnicas se mantienen vigentes hasta hoy y se han popularizado también en la cocina occidental.

Nos referimos específicamente al uso de la tradicional vaporera de bambú para reducir el consumo de alimentos fritos y empanizados. Si quieres saber qué vaporera comprar (en este enlace encuentras varios productos para elegir), te informamos que la vaporera de bambú es un instrumento muy fácil de usar y permite, según su diseño, cocer varios tipos de alimentos sin que los jugos y sabores se mezclen entre sí.

Ahora bien, si ya tienes una vaporera de este tipo estamos seguros de que te preocupa mantenerla como nueva y para ello necesitarás aplicar ciertos cuidados al momento de la limpieza. Por ello, te traemos algunos tips para conseguirlo, explicándote con más detalles de qué se trata. 

 

El primer uso

Es muy importante que antes de usar la vaporera por primera vez, le des un lavado con agua bien fría. Esta técnica no generará ningún problema en la estructura de la vaporera, solo deberás abrir el grifo con agua fría y colocar la cesta de bambú un par de minutos bajo el agua.

Ahora bien, para iniciar la cocción es necesario evitar que los jugos de los alimentos penetren en la fibra del bambú y para ello se recomienda colocar hojas de col o lechuga en la base y sobre estas colocar los alimentos a cocer. En caso de no tener estas verduras, puedes utilizar papel encerado como sustituto. 

Recuerda que, independientemente de la cobertura que uses en la base de la vaporera, deberás hacer algunas perforaciones en esta para que el vapor puede transferirse con eficiencia. 

 

 

Después de cocinar

Una vez preparados los alimentos al vapor, llegó el momento de higienizar la cesta de bambú, y para ello debes evitar el uso del lavavajillas, pues se puede dañar el tejido de la vaporera. 

La mejor forma de limpiar este utensilio es a mano con un paño suave y humedecido en agua tibia. En caso de que se fijen restos de comida en la superficie de la vaporera, podrás usar un estropajo y frotar suavemente las partes del alimento, pero sin sumergir en agua. 

Asimismo, por ningún motivo debes usar detergentes, pues los olores de estos pueden penetrar en las fibras del bambú y transferirse a los alimentos en el próximo uso. 

En caso de que los restos de alimentos sean difíciles de retirar, puedes aplicar un poco de vinagre al agua tibia en la que humedeces el estropajo y frotar con más firmeza hasta que salga la suciedad. El vinagre ayuda también a neutralizar los olores de los alimentos cocidos en la cesta; así, la vaporera no tendrá ningún aroma al momento de usarla otra vez.

 

Un buen secado

Para evitar la formación de moho en la superficie de la cesta es necesario secar bien con una toalla, retirar todo el exceso de humedad y dejarla secar al aire pero alejada del sol. Una vez que se sienta bien seca al tacto, podrás guardar la vaporera en un armario ventilado hasta el próximo uso. 

 

Consejos para mantener la vaporera por más tiempo

Si has notado que tu vaporera pierde color o quieres ofrecerle un mantenimiento especial, puedes usar una bolsita de té negro infusionada, y con mucho cuidado frotarla sobre la superficie del bambú. Es necesario que la bolsa de té esté bien empapada, porque de esa forma podrá expulsar el ácido tánico que ayudará a rejuvenecer las fibras de bambú. 

En caso de cocinar pescado, una alternativa al vinagre para eliminar los olores residuales es el limón. Solo necesitarás una cuarta parte del cítrico para frotar suavemente la vaporera y después la lavas con el paño húmedo, siguiendo el procedimiento ya explicado. 

El secado excesivo de la vaporera puede influir en el agrietamiento de las fibras de bambú, por ello algunas personas utilizan aceite vegetal para hidratarla. Puede ser aceite de oliva o de cualquier otro tipo que uses en tu cocina, solo debes humedecer una toalla absorbente y, después que se seque la cesta, frotar toda su superficie por dentro y por fuera con el aceite. Cabe destacar, que para evitar la deshidratación de la vaporera es necesario usarla con frecuencia.

 

 

Beneficios de usar la vaporera

Ya que aprendiste a cuidar y mantener la vaporera de bambú creemos que es importante recordarte todos los beneficios y ventajas que tiene incorporar esta técnica de cocción en tu dieta diaria.

  • Se mantienen los nutrientes y minerales de los alimentos, al mismo tiempo que conservan su sabor, color y textura naturales.
  • La cocción es muy rápida, por lo que representa un ahorro de electricidad o gas.
  • Se evita el uso de aceites y frituras, siendo muy beneficioso para tu organismo.
  • Las carnes y pescados se mantienen jugosos con la cocción a vapor.

Para que tengas una idea de lo rápido que es usar la vaporera de bambú, te dejamos a continuación algunos tiempos de cocción referenciales de varios alimentos. 

La cocción de calabaza y guisantes puede tardar hasta 5 minutos, mientras que el coliflor, brócoli y judías necesitan aproximadamente 8 minutos. Por su parte, las patatas tardan de 12 a 15 minutos y las habas necesitan mínimo 15 minutos.

En lo que respecta a algunos tipos de pescado el tiempo de cocción será de 10 a 15 minutos. Asimismo, el repollo, zanahorias, hinojo y coles de brusela también tardan 10 minutos en cocerse. 

Como ves, con la cesta de bambú podrás preparar un menú muy completo en poco tiempo, manteniendo todos sus nutrientes para mejorar la alimentación de toda la familia.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS