Cómo utilizar una picadora de carne

Última actualización: 09.12.22

 

Cuando somos asiduos a preparar platillos con carne picada, siempre queremos lograr determinada textura o cantidad de grasa y la que compramos en el supermercado a veces no cumple con nuestras expectativas.

Por eso, las picadoras de carnes nos resultan muy útiles, ya que de esta manera nos aseguramos de obtener verdadera calidad en la carne que cocinamos.

 

Elige el tipo de picadora de carne

Si en tus recetas sueles usar carne picada con poca frecuencia, una picadora de carne manual será lo más adecuado. En primer lugar porque resulta más económica que las eléctricas y después porque su mecanismo para procesar la carne es bastante sencillo. Esta máquina incorpora en su diseño una manivela que, cuando la giras, hace mover un eje espiral que va empujando la carne hacia las cuchillas giratorias, haciendo con este proceso que la carne salga por sus orificios ya picada.

Las picadoras de carnes eléctricas pueden procesar mayores cantidades de carne en minutos, por lo que puedes utilizarlas si en tus recetas sueles poner carne con bastante frecuencia. Su funcionamiento es algo similar al de la picadora manual, pero su gran diferencia es que no tienes que generar el movimiento giratorio, sino que esta lo hace automáticamente al ponerla en funcionamiento.

 

Siempre lave la picadora adecuadamente

Cuando utilizas una picadora de carne estás procesando una proteína que en sus restos pueden aparecer bacterias que afectan gravemente la salud de las personas. Por es muy importante que la máquina que utilices para procesar carne, ya sea manual o eléctrica, pueda limpiarse fácilmente.

Tras su uso, debes asegurarte de limpiar bien todas sus piezas. De preferencia, sus partes deben desmontarse con facilidad para que puedas limpiarlas individualmente. Incluso si puedes meterla en el lavavajillas estaría bien. Usa agua caliente cuando vayas a limpiar la picadora.  

 

Ten en cuenta la seguridad

Las picadoras de carne utilizan cuchillas y discos muy afilados para procesar, por eso hay que tener cuidado cuando estas se están utilizando. Las picadoras eléctricas deben tener todas sus piezas bien insertadas para que su cubierta pueda protegerte en caso de que suceda algún inconveniente con el funcionamiento de la máquina. Las cubiertas mantienen los discos y cuchillas en su lugar, por lo que debes asegurarte de que estén bien insertadas en la máquina.

No fuerces a la picadora de carne

Generalmente, estos productos pueden procesar determinada cantidad de carne. Sin embargo, para que nuestra picadora tenga una larga vida útil, no hay que forzarla, incluso si está dentro de su nivel. Para ello, debes cortar en trozos pequeños la carne que vas a picar, o bien sea vegetales o cualquier otro alimento que la máquina esté en capacidad de picar.

Aunque las características del producto indique que está diseñada para una determinada cantidad de carne, procura no alcanzar este límite en cada uso y mucho menos superarlo. También es importante que si la máquina se atasque, no la fuerces a seguir y asegúrate de eliminar bien lo que la haya detenido.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS