Preguntas más frecuentes sobre Creperas

Última actualización: 26.01.23

 

Q1: ¿Cómo utilizar una crepera?

Si acabas de comprar una crepera eléctrica y quieres dominar el arte de hacer crepes, primeramente deberás leer el manual de usuario correspondiente al modelo. Sin embargo, a modo general comienza por enchufar la crepera a la toma de corriente y después enciéndela. Ahora selecciona la temperatura adecuada y gradualmente irá calentándose hasta alcanzar la potencia necesaria.

Dependiendo del material antiadherente podrías necesitar engrasar con aceite o mantequilla y verter sobre la superficie la masa, al tiempo que con el esparcidor la extiendes de manera uniforme y dejas cocinar. Una vez que alcance el término de cocción deseado por cada lado, podrás retirar la crepe del fuego, desenchufar la crepera y proceder a limpiar la superficie.


Q2: ¿Cómo curar una crepera?

Algunas creperas requieren de un proceso de curado antes del primer uso, pues esto le otorgará propiedades antiadherentes a la superficie. Si dispones de un modelo eléctrico ajusta la temperatura en 250° para comenzar. Mientras que si se trata de una crepera a gas de regulación manual, bastará con colocar el fuego más alto durante 6 minutos. Transcurrido ese tiempo lleva el mando a una posición 2 (fuego bajo) durante 4 minutos antes de comenzar.

Este proceso se hará mediante capas. Para las 4 primeras capas vierte una cucharadita de aceite vegetal en su superficie distribuyéndolo correctamente, deja secar de 5 a 10 minutos por cuatro veces.

Seguidamente, de la quinta a la novena capa vierte media cucharadita de aceite y sigue los mismos pasos hasta que seque totalmente la superficie de cocción (realice este procedimiento 5 veces más) Finalmente, antes de usar es necesario engrasar bien la placa recién curada.

 

Q3: ¿Qué es mejor crepera eléctrica o de gas?

Elegir un modelo y otro va a depender de tus gustos y necesidades. Sin embargo, la crepera eléctrica suele ser más barata, más cómoda y fácil de usar. Mientras que los modelos a gas, aunque son más potentes, suponen más trabajo y vienen acompañados de algunas limitaciones de uso.

Por ejemplo, el lugar donde la vayas a instalar; pues en caso de que desees abrir un negocio debes tener en cuenta que algunos sitios restringen el uso del gas por razones de seguridad. Además, este tipo de máquinas necesita cuidados adicionales por tratarse de un dispositivo que trabaja con una sustancia inflamable.

Q4: ¿Cómo limpiar una crepera?

Después de usar la crepera procede a desconectarla de la toma de corriente y espera a que enfríe. Posteriormente, pasa un paño húmedo sobre la superficie y laterales. Evita sumergirla en agua y prescindir del uso de detergentes sobre la superficie. Para una limpieza profunda, es importante consultar el manual de usuario otorgado por el fabricante.

Si la crepera es de hierro torneado, con el paso del tiempo podría formarse una especie de costra sobre la superficie. Por ello, es importante, cada cierto tiempo, dependiendo de la regularidad del uso que le des, hacer un mantenimiento eliminando las capas que se quiebran. Una vez limpia, debes proceder a curarla nuevamente para restablecer la capa antiadherente.

 

Q5: ¿Qué temperatura alcanza una crepera?

Existen creperas eléctricas capaces de alcanzar un máximo de 300°C, mientras que las que funcionan a gas, podrían conseguir temperaturas más elevadas. Sin embargo, para cocinar una buena tortita o crepes, se necesita de un nivel calórico de 200°C, siendo este el más común que suelen alcanzar este tipo de dispositivos caseros.

 

Q6: ¿Por qué se me pegan las crepes en la crepera?

Sí las crepes se pegan debes revisar que el esmalte antiadherente que cubre la superficie de la placa de cocción esté en perfecto estado, que no tenga rayaduras ni residuos de alimentos. De ser necesario, antes de cocinar las crepes, humedece un tampón con aceite vegetal y espárcelo sobre la placa antes de verter la mezcla. De esta manera evitarás que se peguen y podrás servir a tus invitados unas crepes perfectas.

Si la crepera es de hierro, debes revisar si es el momento necesario para realizar un nuevo proceso de curado de la placa, pues con el paso del tiempo y el uso constante, se hace inevitable la pérdida de la adherencia.

Q7: ¿Puedo lavar mi crepera en el lavavajillas?

En algunos casos es posible lavar la placa de fundición en el lavavajillas, debido a que existen modelos que cuentan con placas desmontables. Sin embargo, es importante, antes llevarla al lavavajillas, que revises el manual de usuario. Por otra parte, podrás lavar a máquina sin ningún problema los accesorios adjuntos tales como espátulas, esparcidores, cucharas dosificadoras, entre otros.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS