Cómo utilizar una vaporera

Última actualización: 25.01.23

 

Aunque existen diferentes modelos de vaporera y cada fabricante ofrece instrucciones generales de uso, hay algunos aspectos que no varían y que te permitirán sacar el máximo provecho a este utensilio, así que no dejes de leer nuestras sugerencias sobre cómo utilizar una vaporera.

 

Antes del primer uso

Es recomendable siempre lavar con agua y jabón tu vaporera antes de usarla por primera vez, pues no sabes cuánto tiempo lleva almacenada y si ha acumulado polvo u otro tipo de suciedad. Además, al momento de recibirla podrás verificar si está en perfecto estado o, de lo contrario, realizar el reclamo al vendedor. Pero, no olvides revisar toda la información e instrucciones que el fabricante incluye.

 

Salud para toda la familia

La principal forma de utilizar una vaporera es para mejorar la alimentación de toda la familia, preparando recetas al vapor, disminuyendo el uso de aceite, empanizados y otras formas de cocción poco saludables. Con la vaporera puedes preparar la mayoría de los alimentos, manteniendo sus propiedades, vitaminas y nutrientes intactos para un mejor aprovechamiento en el metabolismo. Además, si has decidido hacer una dieta para bajar de peso la vaporera será tu principal aliada. 

 

Ahorrar dinero

Si analizamos el funcionamiento y diseño de la mayoría de las vaporeras, resulta muy conveniente que en un solo utensilio se pueda preparar un menú completo, especialmente en los modelos apilables en los que puedes cocinar diferentes grupos de alimentos simultáneamente, además de la capacidad suficiente para cuatro comensales o más dependiendo del tamaño de la vaporera. En consecuencia, usar uno de estos utensilios reduce el consume de energía o gas, a diferencia de preparar cada plato por separado en la estufa o el horno. Esto, sin duda alguna, incide positivamente en el ahorro de tus facturas mensuales por energía eléctrica. 

 

Esterilizador eficiente

Con una vaporera será muy sencillo esterilizar los biberones, chupetes, rasca encías y otros utensilios del bebé o demás miembros de la familia. Solo debes asegurarte de que sea un producto libre de BPA, y después, puedes verter agua en la cacerola como normalmente lo haces. Al empezar a hervir, debes colocar en la cesta los productos que quieres esterilizar, dejándolos 5 minutos y después apagar la cacerola. Pero, no retires los biberones o utensilios inmediatamente, deja que el vapor siga haciendo su trabajo, después los secas y puedes guardarlos en la nevera.

Si no tienes tiempo

Para aquellos que tienen una rutina agitada y les cuesta mucho trabajo preparar sus alimentos en casa, por lo que terminan en cualquier kiosco de comida rápida para almorzar, la vaporera es de gran utilidad, ya que permite ahorrar tiempo. Piensa un poco en lo rápido que es cortar algunas verduras, un trozo de pollo y colocarlo en la vaporera para que se cocine, programar el temporizador e ir a hacer otras cosas mientras se preparan los alimentos en el aparato. Hasta puedes hacer varias porciones de arroz, vegetales y carnes, separarlas en el refrigerador y tomar una ración para cada día, que solo deberás calentar en el microondas. De esta forma, ahorras tiempo y cuidas tu alimentación al planificar tu menú semanal.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS