Receta de merengue suizo

Última actualización: 05.12.22

 

Merengue suizo paso a paso

Cómo hacer merengue casero
Tiempo de preparación30 mins
Tiempo de cocción5 mins
 

Ingredientes: 

  • 2 claras de huevo (aproximadamente 90 g)
  • 180 g de azúcar refinada 
  • 1 chorrito de vainilla
 

Utensilios: 

  • Bol de vidrio o acero inoxidable
  • Varillas manuales
  • Batidora eléctrica
  • Cacerola

Si te preguntas cómo se hace el merengue, debes saber que en la repostería hay tres tipos de merengues básicos, con técnicas diferentes de preparación, pero que son muy versátiles para utilizar en innumerables recetas. Estos son: el italiano, el francés y el suizo.

El merengue suizo es el que se elabora a baño maría, disolviendo completamente el azúcar en las claras y batiendo hasta lograr el punto en el que se duplica su volumen y se forman picos. 

Este merengue tiene muchas ventajas porque al cocinar ligeramente las claras se reduce el riesgo de contraer salmonella. Además, su consistencia es más densa, por lo que sirve para rellenar tartas o decorar pasteles.

A continuación te mostraremos cómo hacer merengue casero con nuestra receta del merengue suizo paso a paso. Pero antes te vamos a dar algunos tips:

1. El bowl y las varillas deben estar completamente secos y sin residuos de grasa. Puedes aclararlos con una mezcla de agua y vinagre para eliminar la grasa y secar muy bien, antes de usar.

2. Al separar las claras evita que caiga algún trozo de cáscara o yema. También es recomendable separar cada clara de forma individual en un envase pequeño antes de llevarlo al bowl. 

3. Es preferible que los huevos estén a temperatura ambiente.

Preparación

Para iniciar debes colocar agua en la cacerola y llevarla al fuego. El bowl en el que se disolverá el azúcar con las claras no debe tocar la superficie del agua caliente, pues son los vapores los que deben calentar la base de este.

Seguidamente, coloca las claras y el azúcar en el bowl de vidrio o acero inoxidable y mezcla con las varillas manuales para integrarlos. Hecho esto, el agua de la cacerola ya debe estar caliente, sin superar los 60°C, así que es momento de colocar el bowl al baño maría.

En este punto debes continuar batiendo enérgicamente las claras y el azúcar con el batidor manual hasta que no queden granos de azúcar. Para saber si está listo, basta con tocar con tus dedos limpios un poco de la mezcla y verificar si se sienten los gránulos de azúcar. 

Cuando esta se haya disuelto por completo, es momento de llevar el bowl a una batidora amasadora, agregar varias gotas de esencia de vainilla y encenderla a velocidad media-alta durante unos 8 o 10 minutos. También puedes hacerlo con varillas eléctricas. En este sentido, lo que no se recomienda es utilizar las manuales, porque no se obtendrá la consistencia deseada. 

El tiempo de batido puede variar dependiendo de la potencia de tu batidora, así que es mejor tener paciencia y dejar que el electrodoméstico haga su trabajo. Mientras tanto, puedes escuchar música si tienes una radio digital, sintonizar tu estación favorita y relajarte para disfrutar de la elaboración de este merengue fácil. 

Si el merengue tiene una consistencia muy líquida debes dejar que se bata algunos minutos más, hasta obtener su punto, o sea, que al levantar las varillas o el batidor se obtengan picos firmes. Además, la mezcla debe adquirir una consistencia densa y un color blanco brillante.

Finalmente, podrás colocar el merengue en una manga pastelera, y listo, ya podrás decorar diferentes tipos de postres, adornar tartas, cupcakes, pie de limón o maracuyá y hasta preparar suspiros horneados. 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS